miércoles, 24 de octubre de 2012

Inauguración del Hospital Ruiz y Páez

B1Hospital
El período de Pérez Jiménez en el poder es recordado históricamente como un gobierno de arraigo nacionalista, basado en un pragmatismo ideológico que identificaba la esencia de su gobierno, además de enunciar la Doctrina del Bien Nacional, expresado en el Nuevo Ideal Nacional, faro filosófico para orientar las acciones de su gobierno.
Promovió la inmigración de capitales y personas extranjeras, principalmente comunidades europeas como la española, italiana y portuguesa. Impulsó un vasto y ambicioso programa de infraestructura, basado en la política del concreto armado, con la construcción de edificaciones, grandes y modernas carreteras que unían y renovaban los lazos entre estados y ciudades del país, puentes y demás obras de gran envergadura con las que modernizó al país, bajo una férrea dictadura militar.
Con motivo del cuarto aniversario de su gobierno el 2 de diciembre, el presidente Marcos Pérez Jiménez puso en servicio 39 edificios en las principales ciudades de Venezuela, incluyendo a Ciudad Bolívar con la inauguración de la Capitanía de Puerto, el edificio de la Unidad Sanitaria, el asfaltado de la carretera Caracas-Soledad-Ciudad Bolívar, que inauguró conduciendo como un bólido su carro deportivo; el Hospital Ruiz y Páez y la promesa de construir el puente sobre el Orinoco, aprovechando la Piedra del Medio como base central. Un puente con vía férrea para transportar el hierro de las minas de Ciudad Piar directamente a los puertos profundos de Guanta en el estado Anzoátegui.
La inauguración de la Capitanía de Puerto ocurrió el 4 de diciembre, bendecida por el obispo Monseñor Juan José Bernal Ortiz. La obra fue formalmente entregada por el Inspector de Obras Públicas Ernesto Rodríguez Torres al capitán de Corbeta, Arístides Rojas, director de la Marina Mercante.
Por su parte, el gobernador doctor Eudoro Sánchez Lanz, sumado a la celebración del ascenso al poder del general Marcos Pérez Jiménez, inauguró a nivel regional la Casa Municipal de El Dorado, Casa para la Madre Obrera Necesitada, la Plaza Tomás de Heres, el segundo tramo de la Avenida República, Calle Venezuela, Calle Machado, Mercado Periférico, sustituto del Marcado Municipal que desde 1818 estuvo en lo que es hoy el Mirador Angostura, y finalmente el Estadio Polideportivo Heres, suplantando el que había sido levantado en le avenida Táchira.
El moderno Hospital Ruiz y Páez que antes funcionaba en el hoy Palacio Municipal, fue construido en las afueras de la ciudad, específicamente en la avenida Germania. El edificio lo construyó el Gobierno Nacional y fue inaugurado por el presidente de la República, Marcos Pérez Jiménez, el 20 de noviembre de 1957, previamente, el 12, habían venido a inspeccionar su funcionamiento el doctor Ricardo Archila, director de Salud Pública, en representación del Ministro de Sanidad y Asistencia Social, doctor Pedro Gutiérrez Alfaro, acompañado del doctor Fernando Huncal, médico jefe de la Unidad Sanitaria; doctor Ramón Flores, director del hospital y del gobernador Eudoro Sánchez Lanz. El moderno hospital, con capacidad para 300 camas en cinco plantas, estaba dotado de un instrumental médico-quirúrgico incluyendo el cardiovascular.
En 1962 cuando abrió sus puertas la Escuela de Medicina de la UDO pasó el Hospital Ruiz y Páez a formar parte de la Unidad Docente-Asistencial a la que posteriormente se anexaron los Hospitales del Torax y el Psiquiátrico. Asimismo se estableció la vigente forma departamental para sustituir los llamados servicios clínicos. Finalmente una de sus alas fue acondicionada y destinada a revivir el Hospital Militar con el nombre de uno de sus principales promotores, el doctor César Bello D’Escrivan, médico traumatólogo por muchos años, asimilado a la V División de Infantería de Selva.

3 comentarios:

  1. Fuí médico Interno del Hospital Ruiz y Páez. En él laboró también mi padre, Dr- José Luis Cestari Finamore, durante varias décadas. Sus paredes guardan -suficientemente- todos los milagros posibles, desde la perspectiva del templo del dolor. En ese templo, lidian con la vida y la muerte los pacientes, el médico y su equipo y, lo más importante: DIOS Y SUS DECISIONES.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dr no se acordara de mi seguramente pero yo de usted si, mi nombre es alcino soy portugues y la Panaderia heres de Manuel y Mario Pessoa seguramente le dira algo me recuerdo de usted, de su conjunto los Cobra de su papa mi medico y amigo, la ultima vez que estube en CD Bolivar fue en 1986 pero ahora estoy de vuelta ya con 62 anos descobri este espacio, me encuentro en Maracaibo desde hace 4 meses y espero en octubre regresar a la Panaderia Heres y poder ver mis amigos de entonces, siempre lo admire a usted y su familia, mis padres fallecieron mi tio mario pessoa tambien y yo vuelvo a mi casa mi tierra .. saludos y espero reencontralo brevemente en nuestra amada ciudad bolivar..Alcino Pessoa

      Eliminar
  2. EN el "Ruiz y Paez" me forme como Medico. Luego fui Interno y despues Residente del depto. de Medicina (era jefe de dicha unidad el gran Maestro D. Abigail Marin Velasquez). Fui Presidente de la Sociedad de Internos y Residentes en 1980. De ese gran hospital atesoro recuerdos de gran valor. Alli conoci Medicos egregios: gente de formacion profesional impecable y de ejemplar accionar etico.

    ResponderEliminar