viernes, 26 de octubre de 2012

Iglesias de Ciudad Piar y Puerto Ordaz

B1ToPICOS
El 8 de diciembre de 1955, ocurrió la inauguración y bendición de los templos de Ciudad Piar (en la foto) y Puerto Ordaz construidos por la Orinoco Mining Company como parte de las obras de urbanismo tanto en una ciudad como en la otra que servían de soporte al desarrollo de la industria extractiva del hierro.
La bendición estuvo a cargo del Obispo Juan José Bernal Ortiz y fueron consagrados el de Puerto Ordaz bajo la égida de Nuestra Señora de Fátima y la de Ciudad Piar bajo la protección de Santa Bárbara cuyas festividades, por anticipado, comenzaron el 4 de diciembre. Lo de Santa Bárbara vino por una inspiración de Monseñor Bernal el 2 de febrero de 1952 cuando fueron a colocar la primea piedra para la fundación de Ciudad Piar que no podían vadear un curso de agua crecido bajo un torrente de lluvia, rayos y truenos que sólo se aplacaron cuando el prelado sacó su rosario e imploró a la venerable Santa de Turquía que según la creencia, amaina las tempestades.
En cuanto a Nuestra Señora de Fátima se supone sea por coincidir la inauguración del templo de Puerto Ordaz con la del Santuario de la misma virgen en la aldea portuguesa de Fátima con su carga de misterios que han venido revelando los papas.
La Virgen de Fátima, apareció en seis ocasiones (1917) a tres pastorcillos: Lucía dos Santos, la cual se hizo monja, y tuvo otras nueve visiones hasta 1929) y sus dos primos, los hermanos Francisco y Jacinta Marto.
Significación Particular adquirió la aparición que tuvo el 13 de julio de 1917, cuando la Madre de Cristo confió a los tres niños un mensaje impresionante (así como una invitación solícita a toda la humanidad para orar y convertirse) en el que anunció la proximidad de guerras y calamidades. Estas últimas parecían estar vinculadas, si bien de modo poco claro, a la Revolución Rusa. El mensaje mariano prosiguió con inquietantes revelaciones que culminaron en su parte final, el generalmente llamado “tercer misterio de Fátima”, que fue transcrito por sor Lucía en 1943 al Vaticano. Su contenido fue custodiado en secreto. El culto mariano ligado a este lugar obtuvo el reconocimiento formal de la Iglesia católica tras visita, en 1967, por el papa Pablo VI. Finalmente, el 13 de mayo de 2000, durante el pontificado de Juan Pablo II, el cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado del Vaticano, hizo público el mensaje del “tercer misterio”, que profetizaba el atentado sufrido por dicho papa en 1981.
En Cuanto a Santa Bárbara, dice la leyenda que vivió y fue martirizada en la ciudad de Nicomedia, Turquía. Su padre, para protegerla de lo mundano, construyó una torre, donde pasó su juventud. Durante este retiro se convirtió al cristianismo contra la voluntad de su padre, que la entregó al poder romano. El gobernador no consiguió hacerle renunciar a su fe, y fue su mismo padre quien la decapitó. Una vez cumplida la sentencia el padre cayó fulminado por un rayo. Este es el motivo por el que se asocia a Santa Bárbara con los rayos y se le reza durante las tormentas. Por la misma razón es la patrona de la artillería, y su imagen en otros tiempos presidía con frecuencia arsenales y polvorines; hasta tal punto que el depósito de pólvora de un barco de guerra se sigue llamando santabárbara. En Ciudad Bolívar en tiempos de la Colonia existió el Almacén de Pólvora Santa Bárbara cuyos restos en forma de pentágono aún se ven frente al antiguo Capitolio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada