jueves, 11 de octubre de 2012

El Semanario “Juventud”

B1TOpicos
“Juventud” tuvo vida como semanario de los jóvenes bolivarenses comprometidos con literatura y los problemas sociales de la comunidad sin dejar de abordar los acontecimientos históricos y las realizaciones vinculadas con el desarrollo de Guayana.
Particularidad curiosa de este semanario tabloide de doce páginas, lo señala el hecho de haber aparecido en la fecha bicentenario de Ciudad Bolívar y desaparecido en el cuatricentenario de Caracas, a la que dedicó importante espacio.
El primer número salió a la calle el 22 de mayo de 1964, bajo la dirección de Luis Carvajal, acompañado en la redacción por Abilio Quiaro. Carvajal, quien apenas sostuvo la dirección durante las primeras dos ediciones de cuatro páginas, dobladas a ocho en la tercera y a doce a partir de la cuarta, ya bajo la dirección del poeta José Quiaragua Pinto. Pero el verdadero motor de esta publicación hebdomadaria de juventud, era desde Caracas, Enrique Aristeguieta, entonces pichón de periodista con sonoras veleidades izquierdistas, igual quienes lo acompañaban en la febril empresa divulgativa. Nos referimos, además de los nombrados, a Saaf Muffi, Chislaine Latorraca, César Maldonado, Rafael Medina, Luis Marín, José Rafael Fajardo, Hugo Rodríguez e Ismael Maldonado. Juan Quiaro, encargado de poner a circular el periódico y Antonio Gil, quien fungió de administrador hasta que fue reemplazado por el propio Enrique Aristeguieta, a partir de la edición de ocho páginas.
La letra roja en combinación con la negra dominará casi siempre en los titulares e ilustraciones y en el curso de sus catorce números durante cuatro años (1964-1967) será leal a la línea de conducta trazada en su editorial de aparición: “sin lucros ni presunciones”.
La primera plana de la edición primera aparece engalanada con una foto tomada a Deyanire, la hija de Nasib y Blanca Rassi. No podía ser de otra manera si ella era la Reina del Bicentenario de Ciudad Bolívar. Reina con 60 mil votos vertidos en elección popular, contra 30 mil de Vilma Figarella. La fiesta bicentenario del traslado de la ciudad de Santo Tomás de la Guayana a la Angostura del Orinoco, duró ocho días y estuvo presidida por Monseñor Constantino Maradey Donato.
El resto del material de la primera edición se contrae a una encuesta sobre el bicentenario, hecha por Enrique Aristeguieta a bolivarenses residentes en Caracas: Gioconda Rizzo de Natera, el diputado abogado José María Arapé Garmendia y el estudiante de cuarto año de derecho, José Miguel Gómez Bello (Micky). La última página está dedicada al barrio Mango Asao, con declaraciones de Pedro Saúl Bernal y Ana de Cedeño, sector olvidado de las administraciones.
La página dos la llena un saludo del Concejo Municipal de Petare al pueblo guayanés con motivo del bicentenario. Es el único anuncio pagado y con cuyo producto se financió esta primera edición del semanario. La Municipalidad de Petare será consecuente en este aspecto con números sucesivos al igual que otras entidades públicas y privadas de Caracas, en proporción mayor con relación a los anunciantes bolivarenses.
Para 1964, los bolivarenses estaban empeñados en una campaña por la eliminación de las Colonias Móviles de El Dorado y del Cordón Antiaftosa, al cual denominaban “Cordón del Hambre”, pues por su causa existía una evidente escasez de carne. “Juventud” en su segunda edición destaca estos dos problemas lo mismo que la huelga en la Escuela de Medicina de la UDO promovida por el Centro de Estudiantes presidido por el Br. Rafael Montes, el cual pedía la expulsión de sus compañeros José Silverio Ramos y Rafael Pirela por haber asistido armado al acto organizado con motivo del Bicentenario de Ciudad Bolívar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada