martes, 17 de septiembre de 2013

La Red Ferroviaria Nacional

Desde el siglo diecinueve, cuando Ciudad Bolívar trascendía hasta la ciudades más progresistas del mundo, por su oro y la riqueza de sus bosques, surgieron proyectos de comunicación ferroviaria que nunca se materializaron.  Sólo contamos desde finales de los años cincuenta del siglo veinte con los vagones que transportan el hierro desde el cuadrilátero de San Isidro hasta los puertos de Ciudad Guayana.
         Sin embargo, el 29 de agosto de  1976, volvió a despertarse el entusiasmo por una línea férrea más integral y completa cuando un mapa gigante de Venezuela, con indicación lumínica de las rutas previstas en la Red Ferroviaria Nacional  fue develado en el Mirador Angostura de Ciudad Bolívar.
El ingeniero Antonio Ascanio Rodríguez, Gerente de Desarrollo y Operaciones del Instituto Autónomo de Ferrocarriles del Estado, presidió el acto junto con el Gobernador Roberto Arreaza Contasti y en breve exposición habló de la importancia de esta nueva red de comunicaciones cuya construcción inició el Gobierno Nacional con el tramo de 77 kilómetros entre Acarigua y Yaritagua.
El primer tramo comprendía una inversión de 125 millones de bolívares.  Seguidamente el Gobierno abrió el proceso de licitación pública para el proyecto y construcción del Puente Ferroviario sobre el Río Orinoco, con una longitud de 2.920 metros y  7 estaciones para carga y pasajeros.
El proyecto de la línea ferroviaria, objeto de licitación internacional,  comprendía  tramos entre Ciudad Guayana y Ciudad Bolívar, El tigre, Anaco, Valle de la Pascua, San Juan de los Morros, Tuy Medio y Puerto alterno de Carenero mediante una inversión global de 2.135 millones de bolívares aproximadamente y de acuerdo a los lineamientos del V Plan de la Nación.
         A fin de garantizar la provisión de los recursos humanos necesarios para la operación de la Red Ferroviaria Nacional, el Instituto instaló una Escuela Ferroviaria en Barquisimeto para la capacitación de personal a nivel medio, contemplando al mismo tiempo un programa de pasantía en el exterior, cuyo primeros becarios fueron seleccionados para ser enviados a México, en donde por espacio de un año recibirían adiestramiento intensivo en las diferentes áreas de la especialidad ferroviaria
El Gobierno del ingeniero Roberto Arreaza Contasti motorizó planes con el Ministerio de Comunicaciones, el Instituto Nacional de Puerto y el Instituto Nacional de Ferrocarriles, para un gran desarrollo integral en la zona comprendida entre la Cruz del Perdón y el Puente Angostura declarada no habitable a raíz de las inundaciones provocadas por el río Orinoco.
         El proyecto contemplaba el establecimiento de una red ferroviaria que enlazara con el Puerto Fluvial que también se establecería, y el cual permitiría traer alimentos de Orinoco arriba, de Orinoco abajo y también para transportar los que trajera el Ferrocarril.
         Esto sería a largo plazo y para los estudios se había incluido una partida en el presupuesto coordinado,  con el fin de ver la posibilidad de una explotación económica en esa zona.  Primero con el Puerto Fluvial para recibir los suministros de gasolina, cargamento de alimentos que vengan y vayan de Guayana y más allá.
         El proyecto contemplaba asimismo un pequeño desarrollo turístico y se estudiaba la posibilidad de construir una red hotelera, con lo que se podría hacer un desarrollo integral  ferroviario, fluvial, turístico e industrial.
         Previsto estaba el tal proyecto para ser desarrollado en las áreas de los barios comprendidos desde la Cruz del Perdón hasta el Puente Angostura.  En el Sector La Toma estaría un Parque Natural con sitios de esparcimiento como piscina, instalaciones deportivas. Asimismo, la canalización de los ríos San Rafael y Buena Vista, que anualmente ocasionan grandes perjuicios a consecuencia de las crecidas del Orinoco. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada