miércoles, 25 de septiembre de 2013

El Pintor Domingo Álvarez

C5TOPICOS2
Si vamos a Guri seguro nos encontramos con una obra de Domingo Álvarez, lo mismo ocurre si vistamos el Museo de Ciudad Bolívar.  Pero nada tiene que ver este Domingo Álvarez con el que gobernó al Estado Bolívar entre 1974 y 1975.
El primero de los nombrados es un arquitecto, un artista del mundo plástico, y el otro un abogado y político ya extinto en condiciones precarias de salud, pero buen tribuno y de admirable calidad humana  Coincidencia, el nombre de ambos resonaron en 1974, uno por Gobernador y el otro por donante de una obra al Museo de Ciudad Bolívar.
Efectivamente, el artista Domingo Álvarez, en el mes de mayo, dono al Museo de Ciudad Bolívar una obra de relevante dimensión titulada “Paisaje Verde”.  Acababa de recibir el Primer Premio en el Concurso al cual concurrieron artistas como Harry Abend, Alejandro Otero y Víctor Valera.
En esta obra que podemos apreciar en el Museo de Ciudad Bolívar, Álvarez  evidencia tres de las principales ideas que, una vez superada la referencia surrealista,  se concreta en tres problemas básicos: multiplicación del espacio, creación de espacios internos y repetición interminable en el espacio  de los colores primarios  en la luz (rojo, azul y vede) magnificados por el uso de espejos en cámaras y ambientes  donde la luz-color se multiplica en el infinito.
Domingo Álvarez, ha realizado exposiciones individuales en Caracas, Nueva York, donde expuso “Sala de Espejos Mutantes” (1971), Basilea, Paris, entre otras ciudades y en calidad de arquitecto, su profesión universitaria, diseñó la Plaza La Democracia donde se levanta la Torre Solar de Alejandro Otero en Guri.
En 1972 expuso La Gramática del espacio”(en la foto)  que a decir de Alfredo Boulton es la utilización de materiales imprevistos en la expresión contemporánea de las artes plásticas con los cuales logra a veces resultados de una gran belleza.  Con un sabio juego de espejos la imagen se repite interminablemente y logra dar la infinidad del tiempo.
Este artista es dominicano, pero reside en Venezuela desde 1937. Estudió arquitectura en la UCV y en Italia hizo un posgrado en urbanismo (Instituto Universitario de Arquitectura, Venecia. Profesor de urbanismo en la Facultad de Arquitectura desde 1961, obtuvo por concurso la cátedra de composición en el taller Carlos Raúl Villanueva de esa Facultad, la cual ejerció hasta 1979. En 1964 realizó el primer cubo de su serie de Cubos de espejos: una caja cerrada en la que podía contemplarse su interior a través de un visor de 160°. En 1965, con José Ignacio Cabrujas y Rolando Peña, presentó Homenaje a Henry Miller (UCV), que tras las experiencias multidisciplinarias unió en Venezuela por primera vez danza, teatro y cine. En 1967, con un proyecto de instalación donde planteó utilizar espejos transparentes, a escala urbana, gana el primer premio en un concurso organizado por la empresa Montana. Entre 1967 y 1969 formó el grupo Comunicación e Imagen, con el que concibió y realizó la exposición "Minas y petróleo", instalada en el Parque El Conde para el Ministerio de Minas e Hidrocarburos. La exposición era un espectáculo audiovisual que ocupaba varias salas a través de nueve ambientes. En 1968 participó en el XXIX Salón Oficial, con la obra titulada La calle, que ganó el Premio Marcos Castillo creado por la Oficina Central de información (OCI) para obra experimental. En La calle,

Álvarez propuso una imagen de la ciudad, ordenando una serie de objetos dentro de una cámara de refracción de reducidas dimensiones que, por efecto de la disposición de los espejos, creaba un espacio virtual que reproducía al infinito la imagen de La calle. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada