viernes, 8 de noviembre de 2013

La Piedra Santa María de Upata

C5TOPICOS2
Un Parque Turístico en el área de la famosa Piedra Santa Maria o “Piedra de los Enamorados” o del babandí, anunció en 1975 el Gobernador Domingo Álvarez Rodríguez que sería construido en Upata.
Estaría comprendido dentro de un conjunto de obras que el Ejecutivo realizaba coordinadamente con el Consejo Municipal del Distrito Piar.
El Parque Turístico del farallón de Santa Maria sería de un gran atractivo debido a que en sus inmediaciones, suele crecer el bejuco del babandí al que se atribuye efectos milagrosos y afrodisíacos.
De la Piedra de Santa Maria  suele brotar un agua donde las upatenses llevan a sus pretendidos para bautizarlos a fin de que no las olviden, se casen con ellas y echen raíces en el pueblo.
Es famosa esta piedra y Rómulo Gallegos en su novela Canaíma no la pasa por  alto al hablar del joven Marcos Vargas y Manuel Ladera a su paso por la Upata  de los Carreros y de las mujeres bonitas y de grandes fiestas.
“Pues ya usted verá si será agradable la fiesta -dice Manuel Ladera a Marcos Vargas-. Aquellos montes azules son los de Nuria y ese farallón es la famosa Piedra de Santa Maria, de donde brota un agua que viene a representar aquí lo que la cabeza de Sapoara en Ciudad Bolívar: cebo para atrapar forasteros. Ya lo llevarán allá las muchachas para bautizarlo con el agua que mana de ese peñón, a fin de que se case con una upatense y eche raíces aquí o cargue con ella para donde prefiera, que es lo que ha ellas le interesa”.
Otro que anunció un Parque Turístico para Upata mucho antes que el Gobernador Domingo Álvarez Rodríguez, fue el Presidente del INOS en tiempos del Presidente Leoni, pero en las inmediaciones del embalse de Copapuicito que recoge las aguas que surten al acueducto de los moradores del Yocoima.  Ninguno de los dos parques se ha dado hasta hoy acaso por lo que conocemos como “falta de continuidad administrativa” anomalía del sectarismo partidista.
De todas maneras esos posibles proyectos tenían como añagaza turística el babandí, no tan sólo el propio vegetal, sino el agua tanto del Embalse de Copapuycito como de los acuíferos  de la Piedra de Santa María en contacto perenne con la liana silvestre o cultivada porque en Upata  había quien las cultivaba. .  El León de Guacarapo tenía su sembradío oculto en las inmediaciones de la Piedra de Santa María según nos contó en mayo de 1968 cundo José Moradel, Jefe de Reacción del diario El Nacional, me encargó a mí y al reportero gráfico, Víctor Bayola, viajáramos a Upata y escribiera un reportaje sobre el Babandí a propósito que en esos día internacionalmente se escribía mucho sobre los efectos milagrosos del agua de Bosnia.
En esa oportunidad entrevistamos al agrimensor  Carlos César Castro Grúber, quien nos describió el Babanmdí como una planta de tallo delgado y muy largo que corre por los suelos húmedos arrollada a otros vegetales y cuyas raíces, según los nativos, tienen propiedades afrodisíacas. Esta planta es conocida con el nombre de babandi o "boiban­dee", como le decían los negros antillanos de Martinica que a fines del siglo diecinueve se in­ternaron en la región del Yu­ruari en busca del codiciado dorado. El babandí abunda silvestre a todo lo largo de la costa del Alto Caroni y del rio Yuruari, pero hay que ser experto para distinguirlo de los otros bejucos de la vegetación selvática. Mu­chos upatenses no conocen real­mente la planta, si acaso las raíces que les ha tocado usar algunas veces.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada