viernes, 15 de noviembre de 2013

El Pollo Sifontes

C5TOPICOS2
José (El Pollo) Sifontes (en la foto en dúo  con su esposa Raquelita Castaño), nació en Caracas, pero su infancia transcurrió en la Ciudad Bolívar de los años cincuenta que se sacudía el polvo bucólico de la tradición para asomarse a la modernidad que penetraba a través de la tecnología norteamericana aplicada a la industria extractiva del hierro.
         Era la Ciudad Bolívar de Sánchez Lanz y Barceló Vidal urbanizando Los Morichales y aspirando con el Negro Rivilla rescatar la Universidad, que en 1901 nos arrebató de un plumazo el cabito Cipriano Castro.
         La Ciudad Bolívar del Mercado a la orilla del rio, de los barcos más diversos anclados o surtos en el puerto, la Ciudad Bolívar de la parapara, el quiminduñe, el trompo y la zaranda, de las retretas en el Paseo Falcón, de las serenatas al pie de los ventanales, las comparsas de Alejandro Vargas y las parrandas de Carmito Gamboa.
         En esa Ciudad Bolívar bucólica y tradicionalista de entonces transcurrió la pubertad del Pollo  José Sifontes venido con sus padres de Caracas buscando la tierra prometida  como alguna vez lo hizo Andrés Mata, fundador del Universal o Ricardo Zuluaga fundador de la Electricidad de Caracas.
Sifontes nació el 11 de febrero de 1949 y una noche de diciembre vio por primera vez el cielo Guayanés bordado de estrellas.  Entonces exclamó maravillado frente al Orinoco: ¡Nunca vi un cielo más bello! ¡Aquí voy a ser feliz!
Llegó con su Madre y su hermana María Jesús a encontrarse con su padre amigo de los Manzaneda. Rápidamente quedó envuelto en el ambiente navideño, lo contagió la alegría de la gente, vio las patinadas, las calles adornadas. La casa de su padre quedaba a dos cuadras de la Catedral. Lo llevaron a las misas de aguinaldo, y justamente allí, tiempo después, en sus escalinatas, cuatro en mano, compuso el vals Ciudad Bolívar. Así comenzó y detrás y brotaron muchas canciones románticas tan populares como “Anhelante”
Estudió en el colegio La Milagrosa y simultáneamente en la escuela de música Carlos Afanador, con el profesor Fitzi Miranda, el popular Nicanor Santamaría y finalmente con el maestro José Ramón Gallegos, Jazzista, virtuoso del piano, quien le enseñó el fascinante mundo de la armonía, finalmente se graduó bachiller en el Liceo Tomás de Heres.
Solía participar en los concursos que hacía José Antonio Nicolás en  Radio Bolívar, donde más de una vez ganó los premios que daban (discos, turrón de Alicante y dulce de merey.
Hizo muchos compañeros de parranda, serenatas y amigos como María Alejandra Casado.
Sus primeras canciones se grabaron gracias a un hermoso proyecto del Gobernador Manuel Garrido que marcó el debut de  Serenata Guayanesa, incluyendo en la primera presentación su merengue “El Burro Parrandero” y el vals “Ciudad Bolívar”.  El evento musical ocurrió en la Concha Acústica con participación de artistas de Radio Caracas Televisión.  Aquí  el Pollo Sifontes tuvo la fortuna de  conocer a la figura infantil más importante de Venezuela: Raquel Castaños, quien se convirtió en gran amiga y luego en su esposa.
Entre paisajes, matices, primores y hermosuras / Recuerdo con dulzura / una ciudad primaveral /  Sublime capital / de viejas callecitas / que lucen tan bonitas / junto a la catedral / Ciudad Bolívar /que bellas son tus claras noches / en el Paseo Falcón / bajo el suave manto de la brisa / y bello paisaje desde el Mirador / Mis recuerdos rompen en el día / al admirar tu rio como un sol / Eres tan linda Ciudad Bolívar / Ciudad sensual /  Gran Capital / Guayana mía /


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada