lunes, 4 de noviembre de 2013

La Máxima Felicidad

C5TOPICOS
La primera presentación nacional de “La Máxima Felicidad”, obra del dramaturgo venezolano Isaac Chocrón, tuvo lugar en la Biblioteca “Rómulo Gallegos de Ciudad Bolívar el 11 de julio de 1974, con  asistencia limitada de 200 personas que pagaron cada una cincuenta bolívares.
         El montaje de la obra y la reacción del público bolivarense asistente fueron extraordinarios.  Los circunstantes quedaron como hipnotizados por todo lo que estaba pasando en un escenario de dos camas, dos aparatos reproductores de música, un mueble comedor,  baño y tres personajes únicos.
         La escenografía fue de Guillermo Zabaleta y dirección de José Ignacio Cabrunas, quien destacó también en la obra haciendo el papel de Pablo.  María Teresa Haiek (Perla) y el actor guayanés Gustavo Rodríguez (Leo) son los otros dos personajes haciendo el papel de la gran familia.
         La idea fundamental de la obra es que cuando uno madura, desecha la familia que le han dado y escoge su propia familia, la que se considera que es ideal para vivir. Su concepción costó 9 meses de trabajo y seis versiones diferentes.  Posteriormente, el 20 de agosto, fue presentada por primera vez en Caracas, en una casa especialmente acondicionada para ese fin, alquilada frente al Teatro del Nuevo Grupo, toda vez que el ambiente de la obra no permite en torno al escenario  asientos con más de ochenta personas para cada presentación.
         Grupos teatrales de España, Argentina y México adquirieron los derechos de la obra que fue presentada en el Teatro Valle Inclán de Madrid  en septiembre y en octubre en Buenos Aires.
         En esa fecha 40 artistas del Nuevo Grupo estuvieron en Ciudad Bolívar durante cuatro días y actuaron en un Festival de Teatro que comprendió seis funciones y la premier de “La Máxima Felicidad.
         Una de las versiones de “La máxima felicidad” fue llevada a la pantalla bajo la dirección de Mauricio Walersteim,  con la misma actuación de Gustavo Rodríguez seguido de los intérpretes, Loly Sánchez, Carlos Mata, Cristina Reyes, Héctor Mayerston, Amalia Pérez Díaz y otros.  En esta versión son tres personajes, Daniel, Ana y Alicia, se entremezclan en una búsqueda de nuevas sensaciones del amor, en un mundo propio para poder vivir con sus costumbres y sus leyes.
         En esos días salieron publicados artículos de prensa y revistas sobre ese tópico tan inquietante para la humanidad como es la felicidad.  El poeta José Sánchez Negrón escribió que “la felicidad es la gran idiota del universo”
El escritor Enrique Rojas  se planteó esta disyuntiva principista;  “principio de utilidad o principio de máxima felicidad”.
“La relación directa entre “mayor placer” y mayor “felicidad” se conoce como el principio de utilidad o principio de la máxima felicidad posible. Este principio según Bentham, no sólo es válido para el individuó, sino  también para la comunidad:  
“Nuestro deber es buscar la máxima felicidad para mayor número de personas.   De aquí deriva la idea tan extendida de que la única finalidad del estado seria proporcionar bienestar material a los ciudadanos.

“Las acciones son buenas en la medida en que aumentan el placer o disminuya el dolor; las acciones son malas en la medida en que disminuye el placer aumenta el dolor. El principio de máxima felicidad viene a decir que es mejor la acción que logra más placer durante más tiempo mayor número de personas. El alcoholismo de un padre de familia no sería la mejor acción, pues el no puede estar gozando todo el día del alcohol, y hace sufrir a su familia luego las acciones que conducen al alcoholismo no son las mejores acciones posibles, no son acciones útiles”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada