jueves, 11 de julio de 2013

Rescate de la avioneta de Jimmy Ángel

Hundido en el fango hasta las rodillas trabajaron los técnicos de la Fuerza Aérea  Venezolana desde el  7 de febrero de 1970.  Hundidos en el fango de la fría meseta del Auyantepuy tratando de rescatar para su restauración de la avioneta de Jimmy Ángel.
El trabajo de los técnicos fue realmente penoso, debido al frío, la intensa humedad y lo cenagoso del terreno; sin embargo, lo realizaron con precisión y delicadeza, tratando a la avioneta como a un niño para evitar que se dañaran las partes en que fue fraccionada.
Por piezas fue rescatada la avioneta, toda vez que de otra manera habría sido  prácticamente imposible. Un helicóptero de las FAV operó incesantemente entre el aeropuerto de Canaíma, donde fue instalada la base principal  y la Meseta del Auyantepuy. La distancia entre un punto y otro  es como de 50 kilómetros, aproximadamente.
Desde dicha meseta, que emerge como una eminencia granítica en medio de la Gran Sabana, cuelga la majestuosa catarata de 936,60 metros de caída, la más grande del mundo,  conocida  como Salto Ángel, en memoria de quien la dio a conocer como la más elevada del planeta.  Jimmy Ángel, aviador estadounidense, aterrizó ahí su avioneta, una Flamingo, el 9 de octubre de 1937. Desde entonces permanecía allí, molestada sólo por las lluvias, que en esta zona son las más intensas del mundo después de las de Kilimanjaro, y por las fuertes bocanadas de brisa que peina la vegetación baja.
La Flamingo, después de 33 años, comenzaba a ser sacada. Primero fue extraído el motor de la pequeña nave y trasladado a un helicóptero, que lo llevó colgando hasta el aeropuerto de Canaima. Progresivamente transportaron el fuselaje y otras piezas, hasta completar la operación rescate. El objeto era restaurar el aparato  que en 1964 fue declarado Monumento Público Nacional y aprovecharlo para ser exhibido por la FAV en varias ciudades del país, como parte de la celebración del año jubilar de la aviación venezolana.
Sobre la Meseta del Auyantepuy trabajó un grupo de 20 personas, entre oficiales y civiles.  La OCI hizo filmar la operación en sus más importantes detalles. La premier de la película documental fue proyectada simultáneamente  en Caracas, con asistencia del Presidente de la República, y en la Concha Acústica de Ciudad Bolívar.
La avioneta presentó algunas partes dañadas, atribuidas al aterrizaje. En el fuselaje se halló incrustada una placa colocada por uno de los hijos de Jimmy Ángel.
También se observó en la otra parte del fuselaje la siguiente leyenda: “Paco y Sol estuviera aquí 1956 y pasaron el hambre pendeja”. Una llave del maletero de la nave fue hallada en el fango.
Alejandro Laime, el primer hombre que llegó hasta la avioneta luego que Jimmy Ángel la aterrizó en la meseta, se hallaba en el grupo de rescatadores y mostró una carta de Jimmy que encontró entonces. La carta dice así:  “Este avión Flamingo fue aterrizado aquí el sábado 9 de octubre de 1937, a las 11,45 a.m. El aterrizaje fue intencional; el interruptor de magneto  y la llave de paso de la gasolina fueron cerrados. Tocamos tierra 750 pies antes de encontrar este punto flojo donde quedó pegado el avión, el cual capoteó, habiéndose dañado el borde de ataque  de la punta del ala izquierda, y habiéndose arrancado una manguera del radiador del aceite. No hay otro daño visible. Pasajeros: señora de Ángel, Gustavo Heny, Miguel Delgado, hoy día es 11 de octubre, y empezamos a caminar todos en buena salud hacia el campamento Kamarata. Nuestro radio nos falló por completo. Jimmy Ángel”. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario