domingo, 16 de junio de 2013

La Reina de la III Feria del Orinoco


Marlene Manrique, hija de una profesora de arte, fue electa Reina de la III Gran Feria del Orinoco y Festival Bolivariano de la Canción. La muchacha, de 17 años y estudiante de arquitectura, obtuvo anotación de 83 puntos, muy por encima de la primera finalista, Clara Maria Azanza, que obtuvo 53 puntos, y 51 la segunda finalista, Elizabet Greige.
            El jurado que eligió a la reina estuvo formado por Miss Venezuela, Maria Antonieta Cámpoli; Miss Elegancia del Mundo 1971, Ana Maria Padrón; Miss Juventud, 1972, Nancy Plaza, Margot Domínguez, Fani Arenas, Zaida de Garrido y Zaida de Amaral.
            Unas cuatro mil personas pagaron para presenciar el desfile y elección en la Concha Acústica en el Parque “Leonardo Ruiz Pineda” de esta ciudad. El acto de elección estuvo amenizado con música de Steel Band y conjuntos criollos que exaltaron en sus canciones la hermosura y belleza de la mujer guayanesa.
Los votos fueron escrutados por el Gobernador Manuel Garrido Mendoza, el Cónsul de Colombia, Nelson Omar Nieto Camargo; el Coronel Octavio Chango  Matos, el Teniente Coronel Pedro Alejandro Amaral, (Presidente de la Feria), Jorge Almada y Edwin Acosta Rubio.
Las ochos candidatas que participaron en el certamen obtuvieron, según los escrutadores, la siguiente puntuación: Marlene Manrique (Reina), 83 puntos; Clara Maria Azanza (primera finalista), 52 puntos; Elizabeth Greige (segunda finalista), 51 puntos; Maria Figueroa, 51 puntos; Yuly Genatios, 39 puntos; Leonor Álvarez Chacín 35 puntos; Floris Policastro, 31 puntos y Teresa Lainete, 30 puntos.
Marlene Manrique, estudiante de una linda sonrisa, resultó para el jurado y público asistente muy atractiva, simpática, bella y personalidad definida. Sus medidas: 85-59-86 y 1,70 de estatura.
Marlene Manrique nació en Upata y creció en Ciudad Bolívar.  Sin  lugar a dudas vino a conformar lo que siempre se ha dicho de la mujer guayanesa. Cuando fue entrevistada por Hugo Carnevali, Paralelo dijo ocuparse de las cosas usuales de los jóvenes de su edad. Estudiaba entonces primer año de arquitectura en la Universidad Central y su tiempo libre lo dedica a la lectura, espe­cialmente novelas de acción. Entre los deportes, manifestó especial afición por la natación, la cual practica con frecuencia, y también la equitación. Tiene además de­bilidad por la música moderna. Como hobby colecciono bikinis.
Qué obras de arte te llaman la atención? Mi autor literario favorito, y lo digo con orgullo de venezolana y de guayanesa, es Miguel Otero Silva. De todas sus obras, me im­presionó de manera especial Casas Muertas. En el campo de la pin­tura, considero trascendental todo lo realizado por Jesús Soto. De él admiro sobre todo la manera efec­tiva como ha logrado adaptar su arte pictórico a la época en que vivimos. En el terreno de la escultura, y ya llegamos a tocar un arte muy vinculado con la carrera universitaria que estudio, creo de importancia el trabajo realizado por Alexander Calder. Entre los escultores también he recibido la influencia de Giacometti.
 ¿Cuál es tu actor favorito? -El actor de moda es Marlon Brando, y de él me gusta su estilo. —De los problemas sociales que agobian a nuestra población, ¿cuál te parece el más urgente de solu­cionar? -Creo de vital importancia el fortalecimiento de la familia y la consolidación del hogar.
La III Gran Feria del Orinoco comenzó en esta ciudad el 30 de julio y terminó el 3 de septiembre (1972). Se observó buena organización y el comité de Feria trabajó 18 horas diarias para ofrecer a los visitantes un espectáculo alegre y una buena muestra de los valores industriales, artesanales, agrícolas y culturales del Estado Bolívar.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada