jueves, 31 de julio de 2014

Las Pirañas del Orinoco se fueron a Maracaibo

F de Castelnau-poissonsPl37.jpg
Ocho ejemplares de caribes o pirañas del Orinoco, fueron capturados (1989) en la costa oriental del Lago de Maracaibo. Su presencia podría modificar negativamente la fauna lacustre. En Puerto Escondido, costa oriental del lago, la Guardia Nacional comenzó a interrogar varios pescadores sobre la aparición de por lo menos ocho peces caribes o pirañas, en las costas cercanas de esta población.
Los caribes o pirañas fueron capturados en la zona de la Cañadita, de Puerto Escondido, cerca de la población de La Rita. Inicialmente se ha sospechado que pueden provenir de los ríos llaneros, especialmente del Apure.
A las investigaciones se sumaron funcionarios del Ministerio del Ambiente. En base a esta suposición los especialistas de estos organismos piensan que es factible que algún cavero de los tantos que viajan constantemente a los llanos a surtirse de pescado pudiera haber traído vivas en acuario o bolsas plásticas con agua, alguna especie de pirañas, ya que estas son adaptables a la salinidad del agua.
Dentro de este cuadro de posibilidades manejan la tesis según la cual alguien, consciente o inconscientemente del daño que pudiera causar a la fauna, a los pescadores y bañistas de la región, las haya lanzado a las aguas del Lago. Tratando de comprobar esta hipótesis, el doctor Leónidas Villasmil, del MAC, y a la licenciada Olga Goncalvi, del Fondo de Investigaciones Agropecuarias, visitaron las playas de Puerto Escondido y conversaron con los pescadores de la zona sobre la aparición de los peces Caribe.
La Piraña o Caribe es un pez de agua dulce, de color gris azulado y algunas partes rojizas, mide aproximadamente unos 30 centímetros de longitud, tiene boca grande y pueden arrancar pedazos de carne con los dientes puntiagudos, triangulares y en forma de sierra que poseen. Siempre andan en cardúmenes y nunca ataca solo. Cuando lo hace “su ataque es consistente y depredador” hasta dejar en los huesos a su victimas.
Comentan pescadores de la región que en algunos ríos de Amazonas, Brasil y Colombia acostumbran lanzar a las aguas una o dos vacas de las más flacas o enfermas para poder pasar el resto a la orilla, mientras que las pirañas existentes en esas aguas devoraban a los animales lanzados como carnada.
No hay pirañas en el Lago. La mayoría de los pescadores consultados: Arturo Ruiz, Jorge Prieto, Ángel Almaza, quien tiene 64 años de edad, 50 de los cuales lleva pescando y sus hijos Adalberto, Harris, Jairo, Luis y Ángel, considera que esas pirañas no nacieron en el lago, por dos razones fundamentales: una de que ese pez es de agua dulce y el lago actualmente tiene una gran porción de sal; dos que debido al alto grado de salinidad es imposible que este animal pueda reproducirse en la proporción que lo hace en los ríos.
Samuel de Jesús Pernía Morgado, comandante del destacamento numero 33 de la Guardia Nacional, ubicado en Cabimas, Distrito Bolívar, informó que su despacho había citado a dos personas para que expongan ante las autoridades lo que sepan en relación a la aparición de estos voraces peces en las aguas del lago de Maracaibo.
El habitad del Caribe es el canal principal de los ríos y caños como en las áreas de inundación, donde es especialmente abundante. Está ampliamente distribuido en los caños superiores del delta. En el Orinoco medio se conoce desde Barrancas hasta Caicara. No tiene demanda como pez de consumo, aunque en épocas de escasez, es común encontrarlo en los mercados de Ciudad Bolívar y Tucupita. El poco interés de los pescadores es por los destrozos que ocasiona a las redes y atarrayas y al deterioro que ocasiona a peces de valor comercial cuando se encuentran atrapados en las redes o palangres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada