domingo, 27 de julio de 2014

La Firma Hans Welle

WTOPICOS
Georg Blohm en 1829 inició en Venezuela desde Angostura la más importante emigración de comerciantes alemanes de Hamburgo y Lübeck y al poco tiempo se convirtió en líder de las casas comerciales extranjeras en Venezuela en franca competencia con Dallas Costa y Boulton & Cía.

Georg Blohm se estableció en Angostura en 1929 y se asoció con Juan Bautista Dalla-Costa, cuñado del general Carlos Soublette. Además de próspero comerciante, Blohm fue también el primer cónsul de Hamburgo en Venezuela, estableció casas comerciales en La Guaira, Caracas, Maracaibo, Barquisimeto, Ciudad Bolívar.
La Casa Blohm en esta ciudad fue famosa hasta la mitad de este siglo y por ella desfiló la más importante corriente de alemanes que se quedaron en Ciudad Bolívar, entre ellos y la de última generación se cuenta Hans Welle, quien luego de trabajar 8 años en la Casa Blohm, compró el hato “La Puerta” en San Francisco de La Paragua y posteriormente que necesitó educar a sus hijos Klaus y Úrsula, se estableció en Ciudad Bolívar con un comercio de ferretería y construcción que junto con el de Boccardo fue durante muchos años el más importante de la región.
El 25 de noviembre de 1988, la firma H. Welle cumplió 40 años de su fundación y dado el prestigio de la empresa, como lo vemos en la gráfica, el gobernador Omar González Moreno junto con el secretario de Gobierno Freddy Valera, impuso a Hans Welle la Orden Congreso de Angostura. El propio Hans Welle que entonces contaba 81 años de edad, atendía la ferretería junto con Klaus y nietos. De manera muy lacónica él mismo nos echó el cuento: Primero se instaló humildemente en la calle Bolívar, luego cerca de F. E. Salazar, entre Venezuela e Igualdad y finalmente en el Paseo Meneses en un moderno edificio y depósito al lado del cual está su residencia.
Allí lo vimos muchas veces al lado de su esposa Hanna arreglando el jardín, un jardín que cultivaba con semillas importadas de Europa. Nació en Lubeck, cuatro años después nacería Hanna con la que se casó. El 17 de septiembre de 1927 llegó a Ciudad Bolívar contratado por la Casa Blohm y en 1958 se nacionalizó venezolano junto con su esposa y aquí se quedó siempre feliz frente al río.
Hoy en día (2014) la firma adaptada a estos tiempos, funciona administrada por los herederos de la tercera generación, con criterios más avanzados, apuntando siempre a las nuevas tecnologías. Tiene hasta una página web dando a conocer lo que es, y cuál es su misión y visión.
Ya son sesenta y seis años participando en el desarrollo industrial de Guayana; ofreciendo los insumos y el servicio técnico en las áreas de la construcción, industria petrolera, minera, industria del cemento y siderúrgica, entre otras. Este apoyo al crecimiento industrial ha sido galardonado con el prestigio y confianza, que todos los sectores en desarrollo les han dado.
Ante esto, sigue respondiendo con igual firmeza y determinación para lograr que cada individuo, técnico, ingeniero, empresa, fabrica en la pequeña, mediana y gran industria concluya que H. Welle, S.A. siempre será su aliado de confianza en cualquier proyecto que se emprenda.
Dar a sus clientes la mejor atención, ofreciendo productos que cubran con las estrictas exigencias del mercado actual, asegurándole al usuario productos de calidad a un valor justo. Siendo la empresa una fuente de empleo y bienestar al progreso de infraestructuras del país.
Seguir creciendo como empresa venezolana que mantiene sus años de experiencia en ventas, servicio y comercialización de productos siderúrgicos y materiales de construcción

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada