viernes, 1 de junio de 2012

La Revolución del 45

B1TOPICOS
El 18 de octubre de 1945, el gobierno constitucional del general Isaías Medina Angarita fue interrumpido por un golpe cívico-militar, secundado por el partido Acción Democrática que, de esta manera, ascendía por primera vez al poder.

Previamente, las bases del medinismo fueron minadas desde el diario La Esfera y otros medios acusando al gobierno de corrupción e incapacidad para resolver los problemas de escasez derivados de la II Guerra Mundial. Se llegó incluso a señalar que ante la continuidad del medinismo con la candidatura del doctor Ángel Biagini, la única esperanza eran los jóvenes oficiales de las Fueras Armadas.

Una Junta Revolucionaria de Gobierno (en la foto), presidida por Rómulo Betancourt, quien entonces contaba 37 años, se hizo cargo del poder. Lo acompañaron Raúl Leoni, Gonzalo Barrios, Luis Beltrán Prieto Figueroa y Edmundo Fernández, por el sector civil, y el mayor Carlos Delgado Chalbaud y el capitán Mario Ricardo Vargas Cárdenas, representantes del sector militar.

El 17 de octubre de 1945, Medina había sido informado de los preparativos del complot, lo cual parecía confirmar el mitin realizado el mismo día por Acción Democrática en el Nuevo Circo de Caracas, el cual constituía un virtual llamado a la insurrección. Las órdenes impartidas de acuartelar las guarniciones de Caracas y Maracay, y de arrestar a tres de los cabecillas militares (Marcos Pérez Jiménez, Julio César Vargas y Horacio López Conde) desencadenaron el alzamiento.

En la mañana del 18 de octubre de 1945 estalló la revuelta en la Escuela Militar de La Planicie, en Caracas. Por la tarde, la revuelta se había extendido en Caracas a los cuarteles de San Carlos, La Planta y Miraflores, y a la guarnición de Maracay. El cuartel de San Carlos es retomado por el Gobierno, mientras se generalizaban los tiroteos por las calles de Caracas. En la noche del 18 de octubre, al analizar la situación, Medina se niega a atacar la Escuela Militar por temor a provocar la muerte de los cadetes, muchos de los cuales habían sido sus alumnos años atrás. Por la mañana del 19 de octubre, las noticias de que tanto la aviación como la plaza de Maracay se encontraban en manos de los alzados y de que el Cuartel San Carlos había sido tomado por grupos de civiles insurrectos, determinan la decisión de Medina de rendirse. Posteriormente, esa misma noche se constituyó en Miraflores una Junta Revolucionaria de Gobierno presidida por Rómulo Betancourt, la cual inició una nueva etapa en la vida política del país y, para muchos, la entrada de Venezuela en el siglo XX.

En Ciudad Bolívar la reacción fue retardada. No fue sino dos días después cuando reaccionaron contra el gobierno local los dirigentes principales de Acción Democrática y el Batallón Mariño número 9, acantonado en el Cuartel del Capitolio en la Plaza Miranda.

El presidente Medina se refugió en el Cuartel Ambrosio Plaza, donde estaban presos el mayor Marcos Pérez Jiménez, Julio César Vargas y el teniente López Conde, quienes planearon y encabezaron el movimiento.

El diario El Luchador tituló el lunes 22: “La Revolución ha triunfado en todo el país. Victoriosa jornada de la juventud militar y del partido Acción Democrática”. En Ciudad Bolívar, la Junta Regional quedó formada por Julio César Paván en calidad de presidente, y José Luis Mattei, Ramón Vicente Tovar, Enrique Vicchionacce, José Luis Orsetti, Régulo Salazar, Luis Felipe Pérez Flores, Ramón Vicente Tovar, Rafael Simonovis y los subtenientes Azael Roa Medina y Carlos R. Canache Paz

Esta Junta Regional quedó disuelta dos días después (24 de octubre), cuando fue nombrado presidente del estado el poeta Héctor Guillermo Villalobos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada