domingo, 17 de junio de 2012

Mujeres guayanesas de primera

b1topicos
Las mujeres guayanesas parecen estar siempre de primeras en un intento para equiparar su inteligencia e idoneidad a la del hombre. Ejemplo es el que se produce con María de Lourdes Salom (en la foto) y Alida Gambús.

Alida Isaura Gambús pasó a inscribirse en los anales de la educación bolivarense como la primera mujer que cursó y se graduó de bachiller en el Colegio Federal de Guayana, hasta entonces reservado para varones.

Alida se graduó el 15 de julio de 1930 ante un jurado integrado por los doctores Oscar Luis Perfetti, J. M. Agosto Méndez, Carlos Emiliano Salom, Juan Pablo Carranza y el educador Ernesto Sifontes. Le sucedieron Inés Elvira Figarella, quien formó parte de la mesa de redacción de la célebre revista Oriflama y María de Lourdes Salom (la de la foto), primera mujer que egresó igualmente de la escuela de Medicina Veterinaria.

Alida Gambas, hija del matrimonio de Alberto Gambús Betancourt y Juana García Aleras, hermana, por lo tanto, del médico Juan Gambús, Raúl Gambas, y Kenet Gambús, quien pereció ahogado junto con tres compañeros al tratar de socorrerse unos a los otros en una sucesión trágica que en 1934, y por mucho tiempo, conmovió a la ciudad.

Igualmente, Alida fue la primera mujer en ejercer la profesión de farmacia, luego de graduarse en la Universidad Central de Venezuela. Y es que la mujer guayanesa como que está destinada a ser siempre la primera, pues lo mismo podemos decir de María de Lourdes Salom, una de las pioneras femenil en los cursos de varones, como también la primera graduada en la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Central de Venezuela.

En la campaña nacional del Gobierno contra el flagelo de la fiebre aftosa que diezmaba la ganadería, la doctora María de Lourdes Salom destacó por su labor como médico veterinario, jefa del sector del Distrito Federal y estado Miranda en 1950, cuando aparecieron los primeros brotes en el ganado vacuno.

María obtuvo el título de médico veterinario en 1940, con la tesis doctoral “Experimentos en vaqueras del Distrito Federal y estado Miranda, sobre la sulfamidoterapia en el tratamiento y en la prevención de las metritis consecutivas a la retención placentaria de las vacas”.

Otra mujer de primera fue Mary Calcaño, que se atrevió a desafiar la audacia del hombre volando por primera vez un avión.

María Asunción, o preferiblemente Mary Calcaño, a las 10:10 de la mañana del 22 de febrero de 1940 sorprendió a sus paisanos bolivarenses aterrizando en el aeropuerto de la ciudad su propio avión club adquirido en los Estados Unidos.

Hija de José Antonio Calcaño, casado con la hija menor del médico José Ángel Ruiz, cuyo nombre lleva el Hospital Universitario (Ruiz y Páez), Mary Calcaño realizó un vuelo sin problemas desde la base de Maracay hasta Ciudad Bolívar con una breve escala en Barcelona.

Sus estudios de aviación los realizó en la Escuela Safar Aeródromo Roosevelt en Long Island, Nueva York, donde obtuvo la licencia 13.550 revalidada en Caracas por el general Isaías Medina Angarita siendo ministro de Guerra y Marina.

En resumen, Malvina Rosales, destaca como la primera guayanesa que trabajó de secretaria en una empresa privada; Mary Calcaño, la primera mujer en pilotar un avión en Venezuela; Alida Isaura Gambús, la primera mujer bachiller egresada del Colegio Federal de Varones; Gloria Lezama de Casado, la primera mujer graduada de abogado; Sofía Silva Inserri, la primera Miss Venezuela; Lucila Palacio, la primera venezolana que ejerció la diplomacia como embajadora de Venezuela (en Uruguay) y María de Lourdes Salom, la primera mujer graduada en medicina veterinaria en Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada