domingo, 24 de junio de 2012

De Angostura a Carabobo


 
Con este gran suceso dado cerca de la ciudad de Valencia, se coronó la tercera fase de la República iniciada en Guayana en 1817 y que permitió a Bolívar nuevas lides hasta el templo del sol.

Cuando el 24 de junio de 1821 se dio la Batalla de Carabobo que confirmó el nacimiento de la República de Colombia decretado por el Congreso de Angostura el 17 de diciembre de 1819, la capital de la Provincia de Guayana continuaba ostentando, aunque de manera provisional, la jerarquía de Capital del territorio nacional.

La tercera y última fase de la guerra republicana había comenzado en Guayana con la Batalla de San Félix, de la cual el general Manuel Piar salió victorioso frente al ejército de Miguel de la Torre el 11 de abril de 1817 y concluyó con la Batalla de Carabobo frente al recompuesto ejército del mismo brigadier, a quien el Pacificador Morillo había dejado encargado de los negocios de la guerra luego de los Tratados de Armisticio General y Regularización de la guerra ratificado en diciembre de 1820 con la entrevista en Santa Ana (Trujillo) entre Bolívar y Morillo.

A las 8:00 de la mañana del 4 de abril el vicepresidente de Venezuela con residencia en Angostura, recibe orden del Libertador de reanudar las hostilidades el 28 en virtud de haberse vencido el Tratado de Armisticio.

Antes del 23 de marzo, desde Caracas, el Brigadier Miguel de la Torre había lanzado una proclama a sus soldados expresando que “después de cuatro meses de Armisticio que debió terminar la Paz, y en medio de las más religiosa observancia de su tratado por nuestra parte, el General Bolívar, pendientes negociaciones a que él mismo se había invitado, se desentiende repentinamente de ellas, y me intima la continuación de la guerra, o la concesión de pretensiones que él sabe no están en mis facultades. Repetidas infracciones del Armisticio por su parte habían sido olvidadas por mi en consideración a concluir esta paz tan necesaria: pero él no quiere y llama a nuevos males a su patria”. Sin embargo Bolívar proclama el 27 de abril desde el Cuartel General en Barinas su verdad: “Soldados: La paz debió ser el fruto del Armisticio que va a romperse, pero la España ha visto con indolencia los horrorosos tormentos que padecemos por su culpa. Las reliquias del Poder Español en Colombia no pueden medirse con la fuerza de veinticinco provincias que habéis arrancado del cautiverio. Colombia espera de vosotros el complemento de la emancipación, pero espera aun más, y os exige imperiosamente que en medio de vuestras victorias seáis religiosos en llenar los deberes de nuestra Santa Guerra”.

La batalla post Armisticio se dio el 24 de junio de 1821 y un mes después de ocurrida, los habitantes de Angostura, se enteraron de este gran suceso a través de una edición extraordinaria del Correo del Orinoco el miércoles 25 de julio. Las noticias oficiales llegaron a las nueve de la noche del día 24 y a esa hora le fue entregada al impresor W. Burrel Steward para la edición que amaneció en la calle del día siguiente redactada en español, inglés y francés. Aquella batalla era tan decisiva que merecía esa edición contentiva del Parte del Libertador al Congreso de Angostura desde el Cuartel General de Valencia. El formato distinto al de la gazeta ordinaria, impresa por una sola cara, era de 51x24.5 cm. y comenzaba con este escueto e impactante párrafo: “Excmo Sr: Ayer se ha confirmado con una espléndida victoria el nacimiento de la República de Colombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario