viernes, 29 de junio de 2012

Primeros Premios de Periodismo

B1Topicos
Los actuales premios de periodismo en el estado Bolívar comenzaron a instalarse a partir del  24 de octubre de 1958, con motivo del aniversario de la Gaceta de Caracas y día del Periodista y del Trabajador Gráfico.

La iniciativa partió de la Asociación Venezolana de Periodistas cuando interesó al Concejo Municipal de Heres, bajo la presidencia del doctor J. M. Gómez Rengel, quien tenía como secretario al periodista Lorenzo Vargas Mendoza. Gómez Rengel había sido uno de los fundadores de la revista “Oriflama” sobre la cual, Manuel Alfredo Rodríguez escribió un libro para resaltar su importancia histórica dentro del movimiento estudiantil en la época del dictador Juan Vicente Gómez.

El Premio Municipal de Periodismo se instituyó  para distinguir al mejor reportero y columnista así como al medio impreso del año y se otorgó por primera vez en octubre del año siguiente  con el nombre del doctor J. M. Gómez Rengel, quien había fallecido tres meses antes, es decir, en junio de ese año. El jurado otorgó el premio por primera vez al reportero de El Bolivarense, Joaquín Latorraca, Ramón Aray como columnista, y diario El Luchador y la revista “Demos” dirigida como las mejores publicaciones del año.

En 1960 el gobernador Diego Heredia Hernández decretó dos becas el Día del Periodista de Bs. 400 cada una para ser otorgada por la directiva de la AVP a aquello bachilleres deseosos de seguir la carrera de periodismo. Una de esas becas fue otorgada por la AVP a Francisco Salazar, quien una vez licenciado fue absorbido por la Orinoco Mining Company.

El Premio Regional “Andrés Roderick”, consistente en Diploma y mil bolívares, lo creó el Ejecutivo del Estado en 1962 y fue otorgado al periodista y corresponsal de El Bolivarense en la zona del hierro, Eduardo Santana (en la foto con Díaz Rangel). Por primera vez también en 1962, el gremio de periodistas, entonces con el nombre de la AVP, designó Reina de la Prensa a Ghislaine Latorraca, para realzar los actos programados.

Los periodistas y medios que posteriormente se hicieron merecedores tanto del Premio Municipal como Estadal, fueron, en 1963, José Luis Mendoza, corresponsal de El Nacional, Premio Andrés Roderick y Eduardo Santana, Premio Municipal “J.M. Gómez Rengel como mejor reportero. Américo Fernández, mejor columnista y El Bolivarense, mejor periódico.

En 1964, Rafael Durán Rondón, premio estadal y municipal como mejor columnista; Joaquín Latorraca (mejor reportero) y Radioperiódico “El Correo de Guayana” trasmitido por Radio Bolívar.

En 1965, José Luis Mendoza, corresponsal de “El Nacional” volvió a ganar el Premio Estadal de Periodismo “Andrés Roderick”. Américo Fernández recibió el “accesit” a este Premio. Los Municipales fueron declarados desiertos.

En 1966, Américo Fernández, ganó por primera vez el Andrés Roderick y un accesit fue otorgado al periodista Fernando Reyes Maita. Los municipales otorgados a Ernesto Bello Bilancieri como mejor columnista y José Manuel Rojas como reportero.

En 1967, el Premio estadal lo recibió el licenciado Leopoldo Villalobos, redactor de la Revista “El Minero”; Américo Fernández, recibió el municipal correspondiente al mejor reportero y el Radio-periódico de la “Ecos del Orinoco” como la mejor publicación. El fotógrafo Nino Marchese también fue premiado varias veces por su labor gráfica.

Ese mismo año de 1967, la AVP Seccional, autorizó a un grupo de sus miembros residentes en Puerto Ordaz y San Félix para que constituyesen la Sub seccional Santo Tomé de Guayana

Entre las reinas que tuvo el gremio de periodistas después de Ghislaine, destacan Margarita Soto, electa en 1963 e Irma Avila electa públicamente en la Concha Acústica “Leonardo Ruiz Pineda”. Desde entonces el gremio no ha elegido

No hay comentarios:

Publicar un comentario