miércoles, 27 de junio de 2012

Impresor Andrés Roderick

B1Roderick
La presencia de Andrés Roderick en la Angostura del Orinoco inauguró una nueva etapa de la imprenta y el periodismo en Venezuela.

El impresor inglés, contratado por el Gobierno Supremo. con una prensa marca “Washington” procedente de Trinidad, llegó a la Angostura en octubre de 1817 a bordo de la goleta María y se instaló y comenzó a operar ese mismo años en la casa del canario José Luis Cornieles, calle La Muralla.

La prensa llegó dotada de tipos sueltos con fuentes long primer y small pica, sus respectivas itálicas y letras blancas para títulos y epígrafes. El impresor, Andrés Roderick, fue contratado con un sueldo 50 pesos mensuales desde el 15 de octubre de 1817.

El trabajo de Roderick al comienzo se limitaba a imprimir Boletines, Bandos, Membretes, Decretos, Ordenanzas, Leyes, Resoluciones y otros impresos, para lo que debió tomar previsiones entrenando ayudantes como Tomás Taverner, Juan José Pérez y José Santos e interesando en el oficio a jóvenes que supieran leer y escribir.

Pero más que eso, la tarea principal de Andrés Roderick tenía que ser la de imprimir para su salida todos los sábados un semanario que sirviera de oposición a la Gaceta de Caracas, órgano de los realistas, y a la vez sirviera también para divulgar las ideas que animaban la revolución republicana,

Con este periódico, el Correo del Orinoco, que comenzó a editarse desde el 27 de junio de 1818, el impresor del gobierno Supremo, redobló su trabajo. Inicialmente el semanario constaba de cuatro páginas, texto 18x26 centímetros escritos a dos columnas hasta el Nº 11 y a 3 columnas en adelante. La suscripción costaba un peso por tres meses para las provincias. Esto hasta la edición 91 en que el impresor Tomás Bradshaw, sustituto de Roderick, tratando de aumentar la circulación lo puso a real y medio al pregón y a seis pesos la suscripción anual.

Roderick dirigió el Taller hasta enero de 1821 cuando recibió orden superior de trasladarse a Cúcuta, capital del Gobierno de Colombia. Dejó la impresión del periódico en manos de Tomás Bradshaw, quien trasladó el Taller a la casa del Congreso de Angostura. Luego en abril del mismo año y desde el Nº 100 el taller de impresión del periódico quedó bajo la responsabilidad de William Burrel Stewart, quien lo cerró con la edición 128 del 23 de marzo de 1822, prácticamente al término de la gestión del coronel José Ucroz, gobernador de la provincia de Guayana.

El Gobierno ordenó el traslado de la prensa a Cúcuta, pero los angostureños se movilizaron y evitaron que esto ocurriese. Fue entonces cuando se ordenó la compra de una segunda prensa en Filadelfia que tan pronto llegó, el Gobierno ordenó a Roderick trasladarse con ella a Cúcuta. Sin embargo, esta prensa no llegó a su destino sino que se quedó de tránsito en Maracaibo, donde fue hábilmente aprovechada por Monseñor Mariano Talavera y Garcés para editar El Correo Nacional, semanario que circuló hasta el 10 de noviembre de 1821

Andrés Roderick, optó por quedarse en Maracaibo aprovechando que esta provincia había proclamado su independencia y por otra parte, porque eran serias las dificultades para seguir cargando hasta Cúcuta con la pesada máquina tipográfica.

Así que en ella Maracaibo editó su primer periódico, pero en 1824, Andrés Roderick abandonó la tipografía y se asoció al colombiano José Padilla en un negocio panadero. En 1828 se marchó a Bogotá donde lo aguardaba con mejores perspectivas la tipografía de Zoilo Salazar. Permaneció en la capital colombiana hasta el día de su muerte ocurrida en abril de 1864.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada