miércoles, 29 de mayo de 2013

La Planta de Aluminio

B1Alcasa

El 9 de octubre de 1967, el presidente de la República, Raúl Leoni, puso en servicio la Planta de Aluminio del Caroní (Alcasa) construida como Sociedad Anónima con capital integrado por la Corporación Venezolana de Guayana, el Fondo de Inversiones de Venezuela y la Reynolds Internacional que es empresa privada de los Estados Unidos de Norteamérica.
La planta inició su producción con una capacidad de 10 mil  toneladas métricas por año, cifra duplicada dos años después con los trabajos de ampliación. Sin embargo, nuevos requerimientos de los mercados nacionales y el incremento sustancial de la demanda internacional, obligó a elevar la producción de aluminio primario a 50 mil toneladas para 1973, y al año siguiente se emprendió el proyecto de ampliación de la fase IV, que hizo posible llevar la producción a 120 mil toneladas con la instalación de una nueva Línea de Celdas de Reducción.
Aluminios del Caroní, S.A. posee además, en Ciudad Guayana, una Planta de Laminación con capacidad de 60 mil toneladas métricas al año, láminas duras y blandas, sin incluir la de Guacara, estado Carabobo, donde cuenta con una planta de laminación de hojas delgadas de aluminio (foil) con capacidad de 35 mil toneladas.
En 1986, la empresa emprendió un programa de internacionalización que tenía como objetivo primordial la captura y defensa de mercados, asegurando la colaboración de aluminio primario y subproductos, por la vía de participación accionaria en empresas procesadoras, ubicadas en el exterior y que se inició con la adquisición del 50 por ciento del capital accionario de la empresa Aleurope, de Bélgica y posteriormente con Alunasa de Costa Rica.
La capacidad nominal de la planta llegó en el 2003 a 210 mil toneladas métricas al año con la reactivación de la Línea II, no obstante la existencia de un nuevo proyecto de ampliación de sus capacidades a mediados de los años 80, que incluía la expansión de la planta de Laminación Guayana, así como la construcción de la Línea IV y la Línea V de Reducción para aumentar su capacidad a 420 mil toneladas métricas al año.
La empresa destina o destinaba el 60 por ciento de su producción al mercado internacional; Costa Rica, Estados Unidos, Colombia, México, Puerto Rico, Perú, Argentina, Inglaterra y Bélgica, en tanto que el restante 40 por ciento es para el consumo de la industria nacional transformadora aguas abajo.
Sus áreas operativas son Planta de Carbón, Plata de Reducción, Planta de Fundición y Planta de Laminación. Sus productos, lingotes de 454 kilogramos y 22,5 kilogramos, cilindros para la extrusión y planchones para laminación de hasta 8 toneladas, los cuales se destinan para satisfacer las necesidades del sector transformador nacional, y el excedente se exporta. Hoy en día, el capital accionario está constituido por un 92 por ciento de la Corporación Venezolana de Guayana y el ocho por ciento de la empresa norteamericana Alcoa.
El 15 de septiembre de 2012 se inauguró la nueva planta extrusora de la empresa Alcasa, que producirá los primeros perfiles de aluminio generados en Venezuela para la producción de ventanas y puertas, entre otros. Pero, evidentemente que existe una situación de crisis dentro de la empresa, sobremanera en la parte tocante a los trabajadores, pues éstos llevan un contrato colectivo vencido por más de 3 años y medio.
La actual administración cuando asumió la dirección de la empresa, encontró 152 celdas operativas y para octubre de 2012 quedaban 147 solamente. Igualmente según denuncia, encontró más de 20 mil toneladas métricas de cabo y lo vendieron a particulares siendo que este material se le vende directamente a Sidor como carburante para el proceso de reducción de acero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada