jueves, 12 de junio de 2014

Convenio con España


Entre el gobierno de España, la municipalidad de Heres y el ejecutivo regional se suscribió el 23 de abril de 1988, un convenio de cooperación para empezar las obras previstas en el estudio de revitalización del antiguo centro urbano de Ciudad Bolívar.
         Por el gobierno de España firmó su embajador en Venezuela, Amaro González de Mesa; por la Municipalidad, su presidente Max Vallé Vallé, por el Ejecutivo Regional el gobernador Luis Felipe Guobad, Cronista Américo Fernández  y la  delegación hispánica (en la foto).
         Anterior a este hubo un primer convenio firmado en 1986, para el estudio de revitalización el cual fue realizado en tiempo record de seis meses por un equipo multidisciplinario coordinado por los arquitectos María Luisa Carrillo (España) y Elisa Rodríguez de Guédez (Venezuela).
         El estudio conformado por seis volúmenes hace una radiografía casa por casa, calle por calle de lo que constituye el centro histórico Ciudad Bolívar.
         El embajador del Reino de España en nuestro país, don Amaro González de Mesa, dijo que con este convenio se reafirma la determinación por parte de España –la parte venezolana está clara- de seguir cooperando por la revitalización del centro histórico y por ende la recuperación de las raíces culturales comunes de nuestros dos pueblos.
         En el convenio se especifica para el año 1988 la remodelación y limpieza del parque El Zajón, la Plaza Miranda y Casa de la Prefectura para ser convertida en centro cultural para lo cual la Comisión del V Centenario del Descubrimiento de América y el Instituto de Cooperación Iberoamericana erogaron 23 millones 345 mil pesetas.
Ciudad Bolívar fue escogida por el ICI porque ella en cierto modo reúne y sintetiza lo que es el continente iberoamericano: la colonia y la independencia.
La firma de este convenio es el resultado de otro suscrito a fines de enero de 1986, entre el Gobierno del Estado Bolívar y el Instituto Iberoamericano de España, por medio del cual ambas partes se comprometieron a realizar un estudio que permitiría organizar, ejecutar, restaurar y revitalizar el casco histórico de Ciudad Bolívar.
         La arquitecta María Luisa Cerrillos, quien coordinaba y dirigía técnicamente los proyectos de revitalización urbana en varias ciudades coloniales de América Latina, se entrevistó con el Gobernador Edgar Vallée Vallée y el doctor Armando Rojas, presidente de la Junta Nacional del Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación, a fin de iniciar inmediatamente los trabajos.
         Estudios similares ya se habían hecho en las ciudades de Cuenca (Ecuador) y Veracruz (México).  Ahora se iniciaban los de la capital bolivarense que es una ciudad cuyos valores históricos y artísticos eran desconocidos por el Instituto Iberoamericano y de los cuales la arquitecta estaba sumamente impresionada.
         “El casco de Ciudad Bolívar me pareció un centro histórico con una localización increíblemente hermosa, un conjunto urbano muy homogéneo, tranquilo, armónico y muchas zonas de la ciudad con visuales y posiciones geográficas inimaginables”.
         En este trabajo de cooperación, España aportó el 50 por ciento del costo de los estudios y el otro 50 la Gobernación del Estado Bolívar. .  María Luisa Cerrillo, quien había participado en el trabajo técnico del centro histórico de Salamanca, uno de los más importantes de España por el número de edificios singulares que encierra en un perímetro pequeño, dirigió los estudios en Ciudad Bolívar con un equipo en el que trabajaron cuatro arquitectos urbanistas especializados, un historiador, un geólogo y dos dibujantes.
         Se estimaba entonces que este estudio tendría proyección internacional al ser presentado como ocurrió  en la Exposición Internacional de España realizada en Sevilla en 1992, cuando se cumplieron 500 años del descubrimiento de América.
        






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada