lunes, 23 de junio de 2014

Bolívar periodista (I)

WTopicos
Cuando Bolívar nació (julio de 1783) no existía en Venezuela la imprenta, ese maravilloso instrumento inventado a mediados del siglo XV por el alemán Juan Gutenberg. Por lo tanto, el periodismo prácticamente era desconocido en nuestro país.
Bolívar conoció la imprenta en España, cuando viajó allá por primera vez a la edad de 16 años. Para entonces, 1799, reinaba Carlos IV. Tenía la península ya una tradición periodística y el diarismo pasaba de los 40 años. Basta con decir que en 1500, a 30 de la muerte de Gutenberg había en Europa 1.200 imprentas en más de 200 ciudades. Además, la península ibérica tenía, por su proximidad, la influencia de Inglaterra donde el diarismo iniciado el 21 de marzo de 1702 por Elizabeth Mallet había adquirido gran impulso  Para fines del siglo XVIII circulaba el celebérrimo “The Times” fundado en 1785 por el escocés John Walter y el cual se convirtió en el precursor de todas las invenciones periodísticas transcendentes.
Al regresar Bolívar de Europa en 1803, casado con Maria Teresa, aún a Venezuela no había llegado la imprenta. Sin embargo, otras ciudades americanas la tenían. La primera en tenerla fue México en 1535 seguido del Perú en 1851; las Colonias Inglesas de América de Norte en 1638; Guatemala en 1667; Paraguay en 1705; Nueva Granada en 1738; Brasil en 1747; Ecuador en 1755; Las Antillas en 1765; Buenos Aires en 1766; Trinidad en 1789 y Caracas en 1808,  casi de última, no obstante que Venezuela en 1790, a través del Colegio de Abogados de Caracas,  se venía planteando la conveniencia de traer directamente una imprenta de la Península. Sin embargo, la monarquía  estimada contraproducente  hasta entonces instalar una imprenta en Venezuela, y la posibilidad se hizo más difícil cuando a raíz de las primeras tentativas de Independencia, el Tribunal de la Real Audiencia de Caracas prohibió la importación y divulgación de toda clase de libros o impresos que se refieran directa o indirectamente al Gobierno de España y a la independencia de sus colonias. Los infractores se exponían a tremendo castigos que iban desde las fustigaciones hasta el presidio y aun la muerte.
El primero que trató de introducir una imprenta en Venezuela fue Francisco de Miranda en su accidentada expedición de libertad. Esta, junto con el Leander, debió subastarse en Trinidad para pagar el fracaso de la tentativa de Independencia. Allá en Puerto España la adquirieron después los tipógrafos Mateo Gallaguer  y Jaime Lamb, quienes asociados obtuvieron autorización del Capitán  Juan de Casa, gobernador de la provincia, para instalarla en Venezuela. En ella se edicto desde el 24 de octubre de 1808 hasta el 3 de enero de 1822 la Gazeta de Caracas.
     Este primer vástago el periodismo venezolano habría de afrontar muchas dificultades. Comenzó por ser órgano informativo y luego por efecto de la guerra de Independencia se transformó en órgano de combate. De esta gazeta nacida bajo la égida de la Capitanía General habrá de salir en letra de molde el grito de la revolución emancipadora; del 19 de abril de 1810 al 5 de julio de 1811, periódico de Junta Conservadora de los derechos de Fernando VII; de esa fecha hasta el fin de la Primera República, órgano del Gobierno Independiente de Venezuela; de octubre de 1812 hasta los primeros meses de 1813 pasó a ser tribuna de las fuerzas realistas;  de aquí a 1814, órgano del Gobierno de Bolívar; después otra vez realista hasta el 29 de junio de 1821 que el Libertador hizo su entrada triunfal en Caracas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada