sábado, 17 de mayo de 2014

La Gran Presa de Gurí

represaguri2.jpg
El 8 de noviembre de 1986, el Presidente de la República Jaime Lusinchi, puso en servicio la última turbina de la segunda casa de máquina de la Planta Hidroeléctrica de Guri (Presa Raúl Leoni) que elevó su capacidad o potencia máxima efectiva a 10 mil megavatios, considerándose como la Central Hidroeléctrica más grande de Venezuela y una de las primeras del mundo.
         Paralelamente, Edelca había construido hasta la fecha sistemas de transmisión de 34,  115, 230, 400 y 800 kilovatios, para llevar la energía producida en Macagua y Guri, hasta las empresas básicas de Guayana, el centro y oriente del país.
         La monumental obra  de ingeniería que realiza el milagro de transformación del agua en energía y luz, fue estéticamente completada con creaciones artísticas de Carlos Cruz Diez y Alejandro Otero.  Adentro, en las salas de máquinas, las vibraciones cinéticas y fisicrómicas del artista caraqueño y afuera sobre la Plaza la Democracia diseñada por el arquitecto Domingo Álvarez, la acerada Torre Solar de 50 metros, suerte de sideral cuerpos cósmico, del artista guayanés.
         La Plaza del Sol y de la Luna, de los arquitectos Esther Fontana y Lizette Ávila, realzan y suavizan aún más la aridez de la descomunal mole de concreto que doma las encabritadas aguas del Caroní.
La alocución al país del Presidente de la República, Jaime Lusinchi,  con motivo de inaugurar formalmente la culminación de esta central hidroeléctrica, estuvo centrada en términos de su significado como obra modelo de la ingeniería, el ahorro energético, su notable incidencia en el área no petrolera de nuestra economía, además del valor que simboliza como ejemplo de continuidad administrativa.
Debemos agregar que la Gran Presa de Guri dio lugar  a un lago o embalse de agua considerado el más grande de Venezuela después del Lago de Maracaibo.
La gran Presa que después de inaugurada, el Congreso por petición del parlamentario jorge Olavarría acordó bautizarla con el nombre del ex Presidente de la República Raúl Leoni, dado que durante su gestión se materializó esta Central Hidroeléctrica, aunque fue planificada en 1950 por la Corporación Venezolana de Fomento e iniciada a mediados de la década de 1960, siendo responsable de la obra la empresa CVG  EDELCA.
Esta central hidroeléctrica es la segunda mayor de América, pudiendo considerarse la primera entre las que se encuentran en un solo país, ya que la de Itaupú se encuentra entre Brasil y Paraguay.
La construcción de la presa de Guri se inició en el año 1963. La primera central eléctrica, con diez unidades de generación y una capacidad total instalada de 2065 MW, empezó a funcionar comercialmente en 1978.
En 1985 se construyó una segunda central para alojar otras diez unidades de generación de 730 MW cada una. Con ello la capacidad total de la planta se elevó a 10 000 MW, haciendo de Guri la segunda central hidroeléctrica del mundo por su capacidad de producción eléctrica, lugar que cedió luego a la de la presa de las Tres Gargantas en China. La instalación tiene tres subestaciones de alta tensión que operan a 800 kV, 400 kV y 230 kV, todas ellas con configuración de interruptor y medio. La central suministra al mercado eléctrico venezolano 12 900 GWh de energía, indispensable para satisfacer la creciente demanda del sector.
Este inmenso potencial hidroeléctrico suministrado por el río Caroní represado en el lago Guri, es posible debido al volumen de agua que almacena el lago. Así como al caudal promedio del sistema fluvial Caroní-Paragua, que aporta un promedio de casi 5000 m³/s, debido a la intensidad de las lluvias en la cuenca alta de ambos ríos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada