viernes, 9 de mayo de 2014

Junta Regional del Patrimonio


El Gobernador del estado Bolívar, René Silva Idrogo, juramentó  el 5 de julio de 1986, a la Junta Regional de Conservación del Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación, la cual quedó presidida por el periodista Américo Fernández.
         Además la integraban el escritor Horacio Cabrera Sifontes, la arquitecta, Elisa Rodríguez de Guédez, la arquitecta Mildre Egui Boccardo, la socióloga Rosalía Isea Dubú y la antropóloga María Eugenia Villalón (todos en la foto). Esta junta dependía de la nacional entonces presidida por el doctor Rafael Armando Rojas y la cual dependía a la vez de la Presidencia de la República, pero adscrita al Ministerio de Relaciones Interiores.
         Una de las tareas principales de la Junta Regional de Conservación del Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación, consistió en clasificar los monumentos históricos de la Región Guayana, así como las obras artísticas relacionadas o no con la historia pero con claro valor nacional.
         Asimismo la Junta prometió trabajar en la elaboración de un mapa arqueológico y palentológico de la región, para lo cual el gobernador René Silva Idrogo y el Concejo Municipal presidido por  Ligia Pulido de Macías ofrecieron toda la colaboración posible.
         La Junta o en sí, todos sus miembros, venían trabajando activamente con la comisión técnica que se ocupaba del estudio de revitalización integral del casco histórico de Ciudad Bolívar.  Estos estudios culminaron al año siguiente con una Ordenanza Municipal de 14 capítulos y 172 artículos sobre la protección de dicho centro histórico, apoyada en la recolección y elaboración de información histórica, cartográfica, socio-económica y urbana.
         El estudio técnico concluyó en que la antigua Angostura o  Casco Histórico de Ciudad Bolívar, presentaba un marcado deterioro y para su recuperación más que dinero se necesita la voluntad colectiva.
El estudio lo había realizado durante seis meses un equipo multidisciplinario coordinado por la arquitecto del Instituto Iberoamericano de España, María Luisa Cerrillo.
         Durante un acto especial realizado en la Casa del Congreso de Angostura el 26 de julio que contó con la asistencia del gobernador René Silva Idrogo y del embajador de España en Venezuela, Armando González de Mesa, así como de personalidades invitadas, se entregó el estudio resultado de un convenio firmado entre el Instituto de Cooperación Iberoamericano del MRI de España y el gobierno venezolano, representado por la Gobernación del estado Bolívar.
         El estudio de revitalización abarcó las 67 hectáreas que conforman el Casco Histórico de Ciudad Bolívar. Se trabajó fundamentalmente sobre el derecho de la propia identidad del bolivarense, se valorizó la estructura urbana, se levantaron 1.276 fichas de identificación de las edificaciones que conforman el casco, haciéndose una radiografía de cada una de ellas, y se llegó a la conclusión de que el deterioro era bastante grande.
         De acuerdo al diagnóstico dado a conocer por la arquitecta Cerrillo, el 53 % está intervenido y sólo el 16 % presentan su estado original. Igualmente se determinó que las zonas de mayor degradación física son aquellas donde la mayoría de las viviendas han sido alquiladas por sus propietarios.
         Además de elaborar el estudio, el equipo que trabajó en la revitalización del Casco Histórico redactó ordenanzas de protección a fin de evitar que continúe el deterioro del ambiente físico del centro de la ciudad y recomendó que nadie deba tocar el área sin la previa autorización de la Oficina Técnica.

         La revitalización integral del Casco Histórico  arrancó con un impulso asombroso en el que se comprometieron el Gobierno de España, Gobernación,, Concejo Municipal, CVG y  MINDUR,  pero de repente, con los  cambios de Gobierno  a partir del año 2000,  quedó paralizado,

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada