domingo, 4 de mayo de 2014

Guayaneses más comunicativos que los andinos

WTopicos2
El cálido clima de la región sur del Orinoco hace que los guayaneses mantengan siempre sus poros abiertos y sean más extendidos no solamente desde el punto de vista fisiológico sino también desde el punto de vista verbal.
         Son menos introvertidos y más comunicativos que la gente de los climas de altura, dijo Estaban Avendaño (en la foto), profesor del Departamento de Psicología y Psiquiatría de la Escuela de Medicina de la UDO y con postgrado en México de terapia conductual.
         Explicó que el clima influye en el comportamiento del individuo como una variable más y si bien es cierto que el calor favorece al habitante de Guayana en razón de que lo hace más expansivo y en el sentido de que comunica más sus emociones, sus sentimientos y logra una mayor interrelación social, también es cierto que la fatiga a causa del calor, sobre todo, en tiempo de verano, los pone de “los mil demonios”.
         De manera que los guayaneses son más irritables que los andinos, lo que no quiere decir que sean menos propensos a las enfermedades mentales.  De ninguna manera. El concepto freudiano del reprimido ha sido puesto de lado. Ahora existe un modelo más actual basado en la psicología del aprendizaje.
         Pero es cierto que si una persona reprime su problema, no podrá encontrar ayuda y de alguna manera sufre más. Es una desventaja de los introvertidos, pero también ellos tienen a su favor la disciplina del autocontrol, que en caso de enfermedad, en vez de agravarlo, favorece el cuadro.
         De acuerdo con el método de aprendizaje, una conducta enfermiza se puede aprender dentro de un ambiente sin que la gente se dé cuenta que está reforzando la conducta enferma y en ello puede contribuir  la madre, el padre y los amigos que muchas veces hacen mofa del comportamiento inadecuado de una persona.
         Pero puede ocurrir lo contrario. Se puede reforzar la conducta adecuada. Es lo que llamamos retroalimentación positiva.
         Genéticamente hablando, el bolivarense de acuerdo con estas señas observadas por Avendaño, se identifica más con los Guaraunos que conforme a lo investigado por el antropólogo Mss W. Hihouse,  hablan muy de prisa, ríen mucho  tienden a divertirse más, tienen carácter afable, costumbres tranquilas y hábitos sedentarios.  Son los indios más negros de Guayana.  El Gobernador Manuel Centurión, co-fundador de Angostura, trajo inicialmente un mil guaraúnos en su interés de poblar la ciudad y permitió el casamiento entre indios y españoles.

         En cambio, los guayanos eran de carácter manso  y con disposición a la vida de familia, muy hospitalarios y de buena índole.  Recibieron cariñosamente a los españoles, pero a causa del mal trato  que éstos le dieron, le hicieron cruda guerra y libraron sangrientos combates como el registrado cuando Berrío en el Cerro El Totumo que dio origen al culto por la virgen romana Nuestra Señora de las Nieves, patrona de Ciudad Bolívar.  Vencidos pronto los guayanos por ser los que estaban más cerca de las costas, se sometieron antes que abandonar sus lares, eran muy amorosos con sus hijos y para obligarlos a vivir en poblados los conquistadores se hacían dueños de éstos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada