martes, 13 de mayo de 2014

La Galería “Germania”


Con una velada artística cultural, la “Germania Galería de Artes” celebró el 12 de julio de 1985, su primer aniversario y demostró que con un poco de esfuerzo, capacidad y voluntad puede motorizarse en Ciudad Bolívar un movimiento cultural que permita a la ciudadanía vincularse más con las distintas manifestaciones del arte y la cultura a nivel regional y nacional.
         Wolfgang y Conchita Schroder, decidieron en 1985 embarcarse en un ambicioso proyecto y sorteando infinidad de obstáculos lograron convertir a una palaciega casa deshabitada durante muchos años, en verdadero centro de atracción para propios y extraños.
         Primero nació la Rosittería, donde el visitante podía adquirir infinidad de platos nacionales e internacionales. Luego surgió “La Galería” y poco a poco las amplias salas del “castillo” como se solía llamar aquí a la amplia casona de la avenida Táchira, fue tomando calor y en tiempo de un año ya muchos artistas habían desfilado por esa sala y destacados conferencistas planteado problemas de interés.
         En la velada artística cultural que sirvió de marco para festejar el primer año de la Galería “Germania”, Conchita Schroder (presidenta del Colegio de Médicos) señaló que lo más importante había sido contar con el apoyo de la colectividad que no dejaba de asistir y apoyar  las actividades desarrolladas por la Galería.
         Durante el año, la galería se había llenado con las más variadas y bellas obras de distintas tendencias, entre ellas, obras de Régulo Pérez, Santiago Romero, Miguel Von Dangel, del miniaturista Luís Montes Lugo, de Santiago Díaz, Mercedes de Catón, Hans Geiringer y Luis Salas Dávila.  Así también, conferencias como la de Misael Salazar Leindenz sobre su libro “Geografía Erótica de Venezuela”. Se contó con el apoyo de la Asociación Cultural Humboldt y la Embajada Alemana.  En la gala de su aniversario presentó la exposición de los hermanos Genaro y Edgar Carrasco, un concierto de violín del concertista internacional Michael Gruber y proyectó la película “Detrás de la Noticia” del cineasta Carlos Azpúrua.
         El protagonista de este empeño cultural fue el alemán, Wolfgang Schoroder Lennartz, un profesional de la hotelería, del turismo y del arte culinario vinculado a nuestro continente por ese puente que significa turismo internacional.
         Llegó a Venezuela el 8 de agosto de 1981, contratado por Evca, una empresa norteamericana de consumo, dedicada a la elaboración de comidas para comedores industriales.
         Wolfgang vino dentro de un grupo de diez técnicos de diferentes países, especializado en comidas internacionales, para poner en marcha los comedores de los campamentos de trabajo -8 mil obreros- de la presa Raúl Leoni.
Antes había estado en Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, Colombia, Holanda, Singapur, Australia y Nueva Zelanda.  Pero una vez que terminó su contrato de seis meses como entrenador, puso los ojos en Ciudad Bolívar.  Compró una casa en la avenida Táchira, cerca del Aeropuerto y allí se instaló sugestionado por una ciudad –Angostura- de la que oyó hablar en su tiempo de estudiante cuando se hablaba de científicos alemanes como Juan Benjamín Teófilo Siegert, inventor del Amargo de Angostura,  Alejandro Humboldt que escribió seis trabajos sobre Guayana; Koch Gunberg, etnólogo, explorador del Roraima; Roberto Schombert, etnólogo y explorador del Amazonas  y de la Gran Sabana y, entre otros, Ernesto Ule, quien estudió la formación vegetal de la Gran Sabana.
Lo cierto es que Wolfgang está metido de lleno en Ciudad Bolívar y debidamente instalado con una rotisería y una agencia de fiestas tan productiva que el negocio le ha dado lo suficiente para reinvertir sus ganancias en un complejo agro industrial donde la materia principal es el abundante, amarillo y aromático mango guayanés.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada