jueves, 27 de septiembre de 2012

El Himno de Angostura

B1TOPICOS
El 6 de mayo de 1964, con motivo del bicentenario de la fundación de Angostura, hoy Ciudad Bolívar, la Junta respectiva realizó un certamen para la letra del Himno del Bicentenario y al efecto designó un jurado formado por Monseñor Tomás Márquez (en la foto), doctor Oscar Montes, doctor Herman Minhard.
Una vez conocidos los trabajos enviados y considerado que estaban ajustados a las bases respetivas, los miembros del jurado decidieron conceder el premio al señor Rafael Yépez Trujillo, por el siguiente trabajo distinguido con el lema “El genio de América al frente”: “Coro- Con el genio de América al frente / y los pasos sembrados de luz / Angostura por rumbo de Oriente / se entrelaza de gloria y de cruz / Angostura tesoro baldío / donde Dios desbordó su ideal / al plasmar todo el cielo tu río / que es un trono de espuma y cristal / Escenario de coplas y campanas / rebosante de gracia y fulgor / Angostura tribuna y hazaña / para el genio del Libertador / Angostura vibrante poema / que se torna en ferviente oración / que brilla con luces de gente / en el alma y en el corazón”.
El 5 de mayo, a las doce de la noche, venció el plazo del concurso abierto para la música del Himno. Los miembros del jurado, José Francisco Miranda, Monseñor Constantino Maradei Donato y José Luis Cestari, designados para conocer y dictaminar sobre los méritos de las composiciones musicales enviadas al certamen, hicieron constar que habiendo estudiado tanto lo formal como lo esencial de los trabajos, acordó seleccionar la composición firmada con el seudónimo “Imaz”. Abierto el sobre correspondiente resultó ser la señorita Isabel Marina Martínez.
El himno fue estrenado el 15 de mayo en un acto cultural realizado en el Auditorio del Grupo Escolar Estado Mérida y durante el cual se entregaron los premios de la letra y música.
No obstante, el veredicto fue cuestionado. Por no ser venezolano fue despojado del primer premio el poeta ecuatoriano Gustavo Sánchez Yépez, en el concurso para la letra del Himno Bicentenario de Ciudad Bolívar, convocado por la Junta Organizadora que presidía Monseñor Constantino Maradey Donato.
El poeta ecuatoriano salió favorecido con el veredicto del Jurado integrado por el Obispo Auxiliar Tomás Márquez Gómez, Hermman Minhard y Oscar Montes, pero luego de verificado el seudónimo de la composición con la plica respectiva, hubo sorpresa porque el ganador era de nacionalidad ecuatoriana. Sin embargo, las bases nada establecían al respecto, aún cuando la composición era extensa: coro y ocho estrofas.
La anulación del veredicto que al final terminó favoreciendo al concursante cercano Rafael Yépez Trujillo, fue duramente criticado por El Bolivarense que entonces dirigía el poeta Alejandro Natera.
Gustavo Sánchez, al saberlo, reaccionó pidiéndole perdón a Ciudad Bolívar con este poema: “Sin ambición mezquina ni afán publicitario / con el fervor patriótico que tu amor me inspira / a las glorias he cantado en tu bicentenario / ¡Oh Angostura! amada con mi humilde lira / Otros bardos sin duda con clave más sonoro / te habrían entonado un himno más florido / Andrés Eloy, por ejemplo, con su plétora de oro / con qué inefables rimas te habría enaltecido / Pero sabed no obstante que en mi sencillo verso / vibró todo mi íntimo y lírico universo / y es mi corazón mismo el que ha trocado en canto / el lauro que hoy el triunfo ciñome / Por lo tanto ¿por qué se me despoja? / ¿Es acaso delito el que te haya cantado un poeta de Quito

1 comentario: