sábado, 8 de septiembre de 2012

El Auyantepuy

B1Topicos
El 22 de enero de 1947, el bachiller Ernesto Sifontes sostuvo públicamente que la meseta Auyantepuy fue dada a conocer como tal en 1912 por un grupo de exploradores integrado por su persona; el general Cenobio Salas Caro, el ingeniero José Francisco Grillet Sucre (Pancho Grillet), durante una expedición de seis meses. Explicó que los indios pemón habitantes de la región se referían a la meseta como Yatepuy, pero el ingeniero Grillet Sucre se empeñó en atribuirle etimología italiana al nombre indígena y dio por llamarle Aultante pui que en ese idioma peninsular significa “El que aulla más”.    El Auyantepuy es una meseta arenisca de la edad precámbrica que al igual que las del Monte Roraima, Acopantepuy, Chiamatepuy, Apramantepuy, Auyantepuy, Ueitepuy, Iruruimatepuy, Paratepuy y Tramantepuy (la más alta), forman parte de la llamada Formación Roraima, de existencia posterior a la del Escudo de Guayana. Esta formación, diseminada en numerosas unidades como la meseta del Auyantepuy, es lutítica en la parte inferior y arenosa conglomerática en la parte superior.
Vista de Norte a Sur, desde la avioneta en vuelo, la meseta del Auyantepuy, presenta casi la forma de un corazón seccionado por dos descomunales cañones, uno de los cuales sirve de lecho al río Churun.
El río Churun nace al Sur de la propia cumbre del Auyantepuy hasta convertirse en un Salto de 400 metros de caída libre que luego de un recorrido de 10 kilómetros en dirección Sur-Noroeste, recibe otro salto mucho más elevado e imponente. Tal es desde entonces el Salto Ángel, nombre sugerido por el ingeniero venezolano Gustavo Henny, en reconocimiento al explorador norteamericano Jimmy Ángel, quien lo dio a conocer como el más elevado del planeta.
El río Churun, luego de recibir los Saltos Churun y Ángel, va a fluir sus aguas intensas y espumosas en el río Carrao que tras formar la laguna de Canaima, transformado en el Salto Hacha, termina rindiéndose al Caroní.
La imponente meseta del Auyantepuy está ubicada dentro del Parque Nacional Canaima declarado como tal el 12 de junio de 1962 durante el gobierno del presidente Raúl Leoni y en 1994 la Unesco lo declaró Patrimonio Natural de la Humanidad.
El parque se extiende sobre 30.000 km² hasta la frontera con Guyana inglesa y Brasil. Por su tamaño es considerado el sexto parque nacional más grande del mundo. Cerca de 65% del parque está ocupado por mesetas semejantes al Auyantepuy. Estas constituyen un medio biológico único, presentando también un gran interés geológico. Sus acantilados escarpados y sus caídas de agua, incluyendo al Salto Ángel, que es la caída de agua más elevada del mundo, a 1.002 metros, forman paisajes espectaculares.
El 17 de enero de ese año 1947 se corrió la noticia, según la cual aparentemente se había extraviado en la selva de los tepuyes la Expedición Phelps y un avión B-25 norteamericano fue alistado en su búsqueda durante varias horas hasta encontrarla sana y salva. William Henry Phelps, antes, en 1937 había incursionado junto con científicos del Museo de Historia Natural de Nueva York sobre el Auyantepui, interesado por la avifauna del lugar. El era norteamericano, empresario y ornitólogo, radicado en Venezuela desde 1898, Fundador del Almacén Americano y de Radio Caracas. En 1938 dio comienzo a su colección de aves y dedicó el resto de su vida a formar la más importante biblioteca ornitológica de Venezuela. Organizó más de cien expediciones que proporcionaron, además de lo referente a aves, valiosos conocimientos sobre la geografía y flora de Venezuela. Publicó 78 trabajos sobre la avifauna del país y descubrió más de 200 variedades nuevas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada