martes, 4 de septiembre de 2012

El autor de Alma Llanera


 
B1Topicos
La Banda Dalla Costa, bajo la dirección de Luis Gonzaga Pacheco, rindió en la tradicional retreta del Paseo Falcón, homenaje a Pedro Elías Gutiérrez, quien falleció el 31 de mayo de 1954, en su tierra natal, La Guaira. El autor del famoso joropo “Alma Llanera” murió a la edad de 84 años puesto que había nacido el 14 de marzo de 1870.

Además de “Alma Llanera”, la Banda del Estado interpretó los valses Geranio, Laura, Celaje, entre otros. Además de las zarzuelas “Percance en Macuto” y “Un Gallo como pocos”.

Músico y compositor desde la edad de 15 años, Pedro Elías Gutiérrez ingresó a la Academia de Música del Instituto Nacional de Bellas Artes, hoy Escuela de Música José Ángel Lamas en contra de la voluntad de sus padres, pero no obstante haber pasado por la Academia, la mayor parte de sus estudios los realizó en forma autodidáctica. Como compositor demostró poseer gran facilidad y fecundidad que puso de manifiesto en el cultivo de la zarzuela y el vals. Fue continuador de la tradición valsística, en este caso, adaptada a las bandas, pues fue director de la Banda Marcial del Distrito Federal durante casi cuarenta años.

Una zarzuela le dio fama mundial a través de sus piezas: el joropo Alma Llanera de la zarzuela homónima con texto de Rafael Bolívar Coronado, estrenada en el Teatro Caracas el 19 de septiembre de 1914. Aunque la partitura de Alma Llanera resulta ser una adaptación del vals Marisela de Sebastián Díaz Peña, a quien Pedro Elías Gutiérrez había remplazado como director de la Banda Marcial, es Gutiérrez, quien recibe el crédito de haber lanzado una pieza musical cuya popularidad la ha convertido en uno de los símbolos musicales de Venezuela.

Según escribe Carlos Eduardo Misle, el estreno de Alma Llanera -zarzuela en un cuadro original de Rafael Bolívar Coronado y Pedro Elías Gutiérrez constituía un atractivo más en las tandas del Teatro Caracas el “viejo y querido Coliseo de Veroea” en el decir de la crítica y el sentir de los caraqueños.

No solamente se estrenaba una zarzuela nacional con escenas de la vida de las sabanas venezolanas a las riberas del Arauca -como decía una gacetilla del día- sino la obra estaba avalada por firmas populares. Dos personas conocidas y con ambientes en la capital: Bolívar Coronado, de amplia labor periodística, y el maestro Gutiérrez, con su amplio prestigio de compositor y su brillante batuta, tan famosa en los conciertos o retretas así como en actos protocolares al frente de la Banda Marcial, de tan sonora actuación en los fastuosos festejos del Centenario de 1911.

He aquí la letra de “Alma Llanera” de Rafael Bolívar Coronado, muerto en España: Yo (yo) (yo) / Yo nací en esta ribera del Arauca vibrador / Soy hermano de la espuma / De las garzas de las rosas / Soy hermano de la espuma / De las garzas de las rosas / Y del sol (del sol) y del sol. / Me arrulló la viva diana de la brisa en el palmar / Y por eso tengo el alma / Como el alma primorosa / Y por eso tengo el alma / Como el alma primorosa / De cristal de cristal. / Amo, río, canto, sueño / Con claveles de pasión / con claveles de pasión. / Para aunar las rubias crines / Para aunar las rubias crines / Del potro que monto yo. / Yo nací en esta ribera / Del Arauca vibrador / Soy hermano de la espuma / De las garzas de las rosas y del sol”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada