viernes, 21 de septiembre de 2012

El Ferry Boat Angostura
B1TopicoEl 2 de enero de 1953, tiene efecto en el puerto fluvial de Ciudad Bolívar la inauguración o entrada en servicio del Ferry Boat Angostura, el primero que surcaba las aguas del Río Orinoco después de haber estado un tiempo prestando servicios entre costa y otra del Lago de Maracaibo.
Vino a competir sanamente con las chalanas, gracias al empeño sostenido del promotor Ramón Ochoa Tucker. Pero, por supuesto, los dueños de las barcazas tradicionales que por más de cincuenta años venían prestando el servicio de transbordar vehículos y pasajeros de una orilla a otra entre Soledad y Ciudad Bolívar manifestaron su disgusto. Don Antonio Levanti, presidente de la Compañía Anónima Transporte Fluvial, fue el primero en quejarse amargamente por la prensa local y nacional. El flamante Ferry Boat Angostura venido con ese mismo nombre del Lago de Coquibacoa, entró en servicio el primero de enero con la entrada del año y que para muchos citadinos fue una diversión de ir y venir en aquel barco de acero que se auto-propulsaba con cierta tranquilidad y donaire.
Quien primero promovió un Ferry Boat para Ciudad Bolívar, sin resultados tangibles, julio de 1950, fue Juan Pablo Pietrantoni contando con la Translacustre del Zulia que se proponía como principal accionista aportando sus ferrys Catatumbo y Coquibacoa. Después, (nov. 1951) fue fundada la sociedad anónima Ferry's Orinoco con capital de Bs. 1.400.000,00, promovida por Ramón Ochoa Tucker. En el Paseo Meneses 22 se abrió la compra de acciones a Bs. 50 cada una y se compró en el Zulia el Ferry Boat Angostura que entró en servicio al iniciarse el año 1953.
En 1954 este ferry sufrió dos percances, uno cuando debió suspenderse el servicio por rotura de la hélice y el 30 de agosto cuando colisionó contra el Mirador Sifontes o de Laja de la Zapoara, recién inaugurado por la municipalidad.
El ferry tuvo vida hasta 1967 cuando se construyó el Puente Angostura sobre el Orinoco que igualmente puso punto final al tradicional servicio de chalanas. Sin embargo, Nasis Rassi, quien había sucedido a Antonio Levanti en el manejo de ese transporte fluvial entre Soledad y Ciudad Bolívar, hizo un último esfuerzo por mantenerlo tratando de competir con el peaje del Puente Angostura en el renglón del transporte pesado. En el puente se cobraba al transporte de 40 mil a 50 mil kilogramos de peso, Bs. 40,00 mientras Nasis Rassi aceptaba Bs. 20 sin importar el volumen ni el peso. No resistió mucho tiempo y se vio obligado a reubicar sus unidades para competir entre San Félix y Los Barrancos, asociado con Luis Eduardo Quintero.
A aquella zona, donde el tráfico vehicular cada vez y al ritmo del desarrollo de la industria del hierro, se hacía más intenso, llegaron para sumarse y complicar la competencia, en 1969, los ferrys Cacique y Catatumbo, de René Vhalis, Enrique Nuceti y Luis Elías Gil, sociedad que se disolvió en 1979 cuando el servicio pasó a manos de la familia González.
Una de las últimas chalanas de hierro que hizo la travesía entre Soledad y Ciudad Bolívar, fue la Virgen del Carmen, desde donde se lanzó el 13 de noviembre de 1966, el guayanés Jacobo Flores con una cadena arrollada en su cuello para quedar sepultado en el fondo donde un día también cayó la Múcura.
En cuanto al Ferry Angostura fue adquirido por pequeños empresarios de la Isla de Coche y hasta que fue desahuciado por el Ministerio del Transporte, estuvo haciendo el servicio de transbordo de vehículos y pasajeros entre aquella isla y Punta de Piedra, en Margarita.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario