lunes, 9 de julio de 2012

Segundo Hipódromo de Ciudad Bolívar


El 12 de noviembre de 1935 surge la  directiva del Jockey Club que durante el lapso 1935.1936 hace realidad el segundo Hipódromo de Ciudad Bolívar. La Presidencia recayó sobre José Acquatella.  Vicepresidente, Carlos Palazzi; Secretario Alberto Liccioni y Tesorero, Miguel Ángel Pacífico.
La nueva estructura del coso hípico queda de una vez consolidada en la zona de Los Morichales en un terreno donado por la Municipalidad a cambio del anterior en la zona de Santa Lucía donde en 1907 se inició el hipódromo..
            El nuevo hipódromo fue posible a numerosas contribuciones y al estímulo del Presidente del estado Antonio Álamo.  La reina de la inauguración fue la Nena Requesens.  Las carreras se iniciaron con la novedad del Pool.  Se sellaba un promedio de 400 papeletas de un bolívar cada una.  El 10 por ciento de la jugada se destinaba a mejorar las instalaciones del Hipódromo y otros 10 por ciento al mantenimiento de los hospitales Ruiz, Caridad y Clínica de los niños pobres.
En 1937 se volvió a interrumpir la actividad hípica alegando el Jockey Club escasez de dinero para sostener el hipódromo así como reducido número de caballos de carrera y faltas de estímulos a los propietarios. La directiva del Jockey Club tiró la toalla y fue menester nombrar una Junta Reorganizadora.
Con la llegada del general Isaías Medina Angarita al Poder, las promesas electorales, la construcción de obras públicas y cierto cambio que se notaba en la economía por efectos de la industria petrolera que tomaba auge, se abrieron nuevas perspectivas para el hipismo. Se reorganizó el coso con el nombre Hipódromo Angostura y desde entonces fue permanente y continua la actividad hípica, siempre por temporadas hasta que se hizo fija todos los fines de semana.
Jacinto Fernández, quien pertenece a una pléyade de viejos constructores y alarifes de la ciudad (el sólo ha construido 33 casas), nos facilitó un programa de una de las la temporadas del segundo Hipódromo donde sólo se jugaban oficialmente mutuales.
Según Jacinto en ese sitio donde hoy se levanta el complejo CADA, hubo dos Hipódromos: el heredado del Hipódromo Viejo que carecía de óvalo, vale decir, las carreras se efectuaban en línea recta, y el que se adaptó a los requerimientos modernos.
En ese segundo Hipódromo se inició como narrador hípico Virgilio Decán, quien también narraba los encuentros de béisbol a través de Radio Bolívar y cantaba en el Coro de la Catedral.  Entonces lo llamaban “La voz de cristal”.
Cuando se recibió de abogado en la Facultad de Derecho, ya era un locutor hípico al lado de Mister Chips, de Miralejos, de Don Fulgencio y de Juan Francisco Rodríguez, con quien terminará asociándose  en la compañía Monitor Hípico.
            Fue Juan Francisco Rodríguez, quien lo bautizó con el nombre de Aly Khan, nombre tomado prestado al príncipe de Pakistán, quien en su tiempo fue un extraordinario hípico con famosas cuadras de caballos en Francia e Italia, casado con aquella diva del cine llamada Rita Hayworth, la diosa del amor.
            Popular en 1935 era la gallera Farreras con sus consabidas temporadas de gallos que comenzaban a las 9 de la mañana del domingo y terminaban a las 3 de la tarde a objeto de que los apostadores pudieran acudir al Hipódromo de Los Morichales.  Don Elías Inatty y el coronel F. Navas eran los directores del palenque.
Ese Hipódromo se mantuvo activo hasta el período de Noel Valery, quien fue presidente del Concejo Municipal entre 1964-1966, bajo cuya gestión un grupo de propietarios de cabellos proyectó un nuevo hipódromo, pero en Jobo Liso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario