jueves, 26 de julio de 2012

Carlos Emiliano Salom


 
El 3 de diciembre de 1943 falleció el médico bolivarense Carlos Emiliano Salom, educador y miembro de la Academia de Medicina. Nació en Ciudad Bolívar el 8 de agosto de 1872. Casado con Isabel María Rivas, maestra fundadora del Colegio Santa Teresita de Jesús, de Ciudad Bolívar.

En la capital del estado Bolívar prestó servicios como médico, profesor del Colegio Federal de Guayana, fue director del Liceo Fernando Peñalver, miembro fundador de la Sociedad Médica del estado Bolívar y director del Hospital de Niños Pobres y ocupó diversos cargos políticos.

En el ramo de Instrucción Pública se desempeñó como catedrático y director de la Escuela Nocturna de Artesanos, miembro de la Facultad de Medicina del antiguo Colegio Universitario, examinador de escuelas primarias y de Instrucción Superior en el Colegio Universitario y en el Colegio Federal de Varones, fundador del Colegio R.I. Montes, de Guasipati, junto con los bachilleres Nicolás A. Farreras y Luis Alberto Betancourt; profesor de Castellano, Física y Química, intendente de Instrucción en el Territorio Federal Yuruari, delegado del Concejo de Instrucción Pública del estado Bolívar en el Territorio Yuruari y en calidad de miembro de la Delegación de Instrucción Primaria.

En el campo político se distinguió como concejal vicepresidente en el territorio federal Yuruari y secretario privado del gobernador de ese territorio federal, juez superior del territorio, diputado a la Asamblea Constituyente por el Distrito Roscio, vicepresidente del Concejo Municipal del Distrito Roscio, vicepresidente del Concejo Municipal de Heres.

El doctor Carlos Emiliano Salom tuvo actuación destacada en el periodismo. Sus trabajos de investigación publicados en la Gaceta Médica de Ciudad Bolívar, los relacionados con la Patología Tropical, fueron reproducidos por otras revistas científicas del exterior, específicamente de España, Filipinas y Estados Unidos de Norteamérica. En suma fueron 151 publicaciones, de las cuales 99 relacionadas con Patología Tropical. Su último trabajo, Equinoccio de Otoño, prefigura el final de su existencia el 3 de diciembre de 1943.

El doctor Eleazar Alcalá de Armas dijo del doctor Carlos Emiliano Salón el día de su muerte, que “no era de esos hombres de quienes hay que decir que era bueno porque su existencia dejo de ser. Es que era uno de los más humildes y de los más serviciales médicos de nuestra ciudad. No conoció lujosos automóviles, no supo de placas con titulares grandes para anunciar su nombre, dromedario del saber que iba rumiando filosofía por las calles tortuosas de la ciudad para dispensar en la casucha del más pobre sus conocimientos desinteresadamente, porque, él era uno de los galenos que más que ningún otro comprendía la misión humanitaria que les cabe desempeñar a los titulares de carrera.

Salom era médico de La Concordia, de Las Mercedes o Los Coolíes, de Santa Ana, de Perro Seco... Fue médico de la Clínica de Niños Pobres y “nadie mejor que él para desempeñar esa labor, lento como los niños era su caminar, su palabra y sus ademanes, infantil su carácter, pero maduro su criterio, voluntad, ingenua su expresión, diáfana su amistad. Médico de los niños tenía que ser, quien era un niño grande de bastón”.

El doctor Juan Gambús expresó “… como Juan Vicente González en Caracas, podría decirse del doctor Salom que nació, vivió y murió en Ciudad Bolívar. Nadie más aferrado que él al pedazo de tierra nativa, nadie la quiso más y la sintió más en sus momentos de angustia y de zozobra. Llegará el día en que Guayana rinda al doctor Salom el homenaje que se merece como uno de sus hijos más dignos y más útiles”.

1 comentario:

  1. Damos FE en lo cierto de los TEXTOS, escritos por mis antíguos y apreciados profesores en el Liceo "PEÑALVER" en los años CUARENTA: Dres.: ELEAZAR ALCALÁ DE ARMAS (Abogado) y JUAN GAMBÚS Médico), en cuanto se han referido al Dr. CARLOS EMILIANO SALOM; quien fuese M´MÉDICO de mi familia y -en su tiempo- mi pediatra y el de mis hermanas. GALENO SABIO y HUMANO, dedicado al alivio del dolor y el sufrimiento ajeno sin tener, para ello, intereses dinerarios ni "miramientos" de sesgada clase, con sus enfermos...Toda la familia bolivarense deploró su muerte, y lo acompañó hasta su ultima morada, con una inolvidable manifestación de duelo popular...Su esposa, la educadora: Doña ISABEL SALOM, que cómo tal era conocida, fue la Fundadora y Directora del Colegio:"SANTA TERESA de JESÜS", donde tuvieron la suerte de estudiar mis hermanas y tuve el HONOR de ser instructor de Biología y Matemáticas de QUINTO y SEXTO grados... Muchas generaciones de conocidas DAMAS guayanesas tuvieron la FORTUNA de ser PACIENTES del Dr, SALÖM, y ALUMNAS distinguidas del prestigioso Colegio de su esposa.! RECUERDOS con AFECTO y HONRA y HONOR, para los DOS !!!

    ResponderEliminar