lunes, 30 de julio de 2012

Arturo de Córdova en Ciudad Bolívar

B1Topico
El 28 de diciembre de 1949, el astro mexicano del cine, estuvo de visita en Ciudad Bolívar para proseguir vuelo hacia la Gran Sabana, donde descansaría tras haber rodado entre La Guaira y Margarita la película “La Balandra Isabel llegó esta tarde”, basada en un cuento del escritor venezolano Guillermo Meneses.

El paisaje natural de la Gran Sabana trascendía fuera de nuestras fronteras en cierto modo gracias al Capitán de aviación, Charles Boughan que la había dado a conocer y había levantado en Canaima un campamento turístico.

Boughan vino a Venezuela como piloto de la Línea TACA en 1948 y se encontraba volando en 1949 entre Chicanán e Icabarú en un avión I. Luscombe. Luego se dedicó a trabajar concesiones mineras obtenidas en las inmediaciones de la Meseta del Auyantepui, dominando el paisaje de la Laguna de Canaima. Podríamos decir que fue el primero en poner a valer la zona. Construyó un campamento y pista de aterrizaje e inició el turismo en esa edénica región, desde Maiquetía cobrando 450 bolívares por persona, incluyendo hospedaje por dos días.

Atraído por esa oferta quiso llegar hasta la Gran Sabana el astro mexicano que venía cautivando a los bolivarenses con sus películas de alto contenido dramático. Los bolivarenses se acercaron al Hotel Victoria para ver en carne y hueso, fuera de pantalla, al protagonista del Conde de Monte Cristo y Dios se lo pague, clásicos dentro de los 85 filmes de este actor cinematográfico nacido en Mérida, Yucatán, México, el 7 de mayo de 1907 y fallecido a la edad de 66 años (3 de noviembre de 1973).

La Balandra Isabel llegó esta tarde comenzó a exhibirse en Ciudad Bolívar en julio del año siguiente (1950) en los cines Plaza y América, dirigida por Carlos Hugo Christensen, basada en un cuento de Guillermo Meneses con guión de Aquiles Nazoa. Protagonizada por Arturo de Córdova, Virginia Luque y América Barrios. Actuación del niño Néstor Zavarse cantando al cuatro la canción Chogüi que se hizo famosa en toda Venezuela.

Asimismo fueron exhibidas las películas Dios se lo pague y El Conde de Montecristo. La primera trataba de un obrero, despojado por su patrón de los planos de un invento. Su mujer se suicida y él decide vengarse. Se disfraza de mendigo y con las limosnas logra hacerse millonario y así desdobla su existencia siendo un hombre poderoso que vive con lujo en su palacio, y de a ratos es el pordiosero en cuyo oficio aprende a conocer a los hombres y a medir las intenciones y los afanes. Cumplido el ciclo de su empresa y cuando llega la hora de su desquite deberá optar por sus mujeres.

La segunda -El Conde de Motecristo- cinta basada en la novela clásica de Alejandro Dumas protagonizada por el mismo Arturo de Córdova, trata sobre todo los temas de la justicia, la venganza, la piedad y el perdón y está contada en el estilo de una historia de aventuras.

La Balandra Isabel llegó esta tarde fue una superproducción llevada a cabo por Luis Guillermo Villegas Blanco y su casa productora cinematográfica Bolívar Films en 1949. Este largometraje venezolano ganó el Primer Premio de Fotografía en el Festival de Cannes en 1951.

Se basa en el cuento homónimo del venezolano Guillermo Meneses publicado en 1934 y trata de un melodrama erótico sobre Segundo (Arturo de Córdova), un capitán de mar casado y su pasión por Esperanza, una mujer del puerto de La Guaira. Cuando Segundo por fin decide terminar con sus amoríos, Esperanza lo hechiza para impedir que regrese con su esposa e hijo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada