lunes, 12 de marzo de 2012

La Cervecería de Ciudad Bolívar

El 5 de septiembre de 1925, se realizó la asamblea general extraordinaria de los accionistas de la Cervecería de Ciudad Bolívar a objeto de nombrar nueva junta directiva, fijar emolumentos y ratificar el contrato celebrado con el Banco Neerlando-Venezolano de Caracas sobre un crédito de medio millón de bolívares para ampliar la fábrica.

La nueva junta directiva para el período 1925-1927 quedó así: presidente, Andrés Juan Pietrantoni; primer vicepresidente, Eduardo Boccardo; segundo Vicepresidente, Virgilio Casalta; vocales, Antonio Delgado y Natalio Valery Agostini; suplentes, Juan Casalta, Pierre Palazzi, Pierre Scheafli, Paúl Acquatella, Mario Gambús B. Comisario, P. F. Núñez Romberg, F. A. Guevara y gerente, Miguel Delgado.

Con esta reforma y ampliación de la directiva, la empresa proyectaba aumentar su capacidad y consolidar y ganar nuevos mercados. Contaba con el respaldo crediticio del Banco Neerlando-Venezolano que ese año otorgó a la Cervecería de Ciudad Bolívar un crédito por medio millón de bolívares, cubierto por suscripción pública para ensanchar la producción de la empresa y hacerle frente a la competencia desleal de que era objeto la compañía en el resto del mercado del país.

Con ese crédito fue posible la adquisición de una nueva cava de maduración, nuevos toneles, tanques, filtros y otros equipos necesarios en la elaboración de la cerveza. Se adquirieron seis grandes tanques “Pfaudler” de acero, divididos cada uno en tres compartimientos de 2.500 litros de capacidad, o sea, 45.000 litros completamente llenos de cerveza de maduración, la cual se elaboraba con la malta tipo cristal procedente de Export Malt Factorías Schinian y Steim Ltd., una de las más grandes y renombradas malterías de Bohemia. Con la cava, la empresa cervecera bolivarense aumentó su capacidad productora a 45.000 litros mensuales y estrenó un nuevo maestro cervecero: Antón Gusche.

Dos meses después, específicamente los días 2 y 18 de noviembre, los directivos resolvieron un aumento del precio de la cerveza en sus tipos tercio y sexto de litro, debido a una subida inesperada del precio de la materia prima importada. También del embarque en el vapor Apure de 1.032 cajas de cerveza de 36 tercios con destino a oriente, Caracas, Puerto Cabello y Maracaibo. Como se ve, la cerveza bolivarense llegaba a muchas ciudades importantes de Venezuela, incluyendo la Malta Angostura, con un diseño de botella muy atractivo (en la foto) y repuntada entonces como de calidad única.

Con la reforma y ampliación todo parecía ir internamente bien, hasta que inesperadamente sobrevino una profunda diferencia de carácter administrativo entre el presidente de la empresa, Andrés Juan Pietrantoni, quien se separa del cargo, y el gerente Miguel Delgado, quien ipso facto renunció a su puesto. A nombre de la junta directiva aparece el primer vicepresidente en ejercicio, Eduardo Boccardo, convocando a una asamblea extraordinaria de accionistas, la cual se reunió el 2 de septiembre (1926) para conocer del incidente, así como del informe sobre la actitud de los tenedores de bonos hipotecarios y sobre la necesidad de aumentar el capital o en su defecto resolver la liquidación de la compañía.

La Asamblea se reunió, pero el problema de fondo no pudo resolverse y todo apuntaba hacia la liquidación de la Cervecería. Entre tanto fue aceptada la renuncia del gerente y en su lugar fue designado interinamente R. Arturo Maghum, y como cajero, Anon Got She.

El 8 de febrero del año siguiente, la asamblea resolvió liquidar la empresa y procedió a nombrar liquidadores. En 1929, la Cervecería de Caracas absorbió la mayoría de las acciones y fundó una nueva empresa cervecera con el nombre de Nueva Cervecería de Ciudad Bolívar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario