domingo, 4 de marzo de 2012

Aviación civil y comercial

El 10 de abril de 1929 aterrizó en el aeródromo de Ciudad Bolívar el primer avión iniciador de los vuelos civiles y comerciales. Dieciséis años después del vuelo primigenio del neoyorquino Fran Boland, descendía en la antigua pista de La Laja de la Llanera un segundo y más perfeccionado aparato; esta vez, un avión Potez Lorraine de fabricación francesa, pilotado por el capitán Couret, para lo cual el gobierno de Silverio González construyó un aeródromo que bautizó con el nombre 24 de Julio.

Seis mil personas se congregaron en el campo de aviación y tras el aterrizaje, la Banda Gómez ejecutó “La Marsellesa”. Los tripulantes y pasajeros fueron agasajados en el Club de Comercio. Se trataba de una misión comercial francesa presidida por Collin Jeannel que cumplía la ruta Maracay-Maracaibo; Maracay-Ciudad Bolívar para establecer una ruta comercial. El aparato decoló a las 6:15 de la mañana de Maracay y aterrizó en Ciudad Bolívar a las 11:20 (5 horas y 5 minutos).

El 15 de octubre de ese mismo año 1929, el monoplano francés Latecoere-26, en vuelo sport, realizó otro aterrizaje, pero sufrió un accidente y hubo que aguardar que llegaran repuestos de Francia para poder regresar a su base en Maracay. El 14 de enero del año siguiente, el mismo avión, pilotado por Gastón Chenu, hizo un cuarto vuelo, entonces, sin mayores problemas.

Sin embargo, no fueron estos cuatro vuelos propiamente el inicio de la aviación comercial en el Sur del Orinoco, sino el realizado por el Latecoere-28 al mando de los pilotos Paul Vachet y Gaston Chenu, el 21 de abril de 1930. Con este vuelo quedó oficialmente inaugurado el Servicio Aeropostal entre Maracay y Ciudad Bolívar y lo cubrieron como invitados especiales funcionarios del Gobierno y los periodistas: José Nucete Sardi, redactor de El Universal y J. A. Cova, redactor de El Heraldo. Otro invitado distinguido era Pierre Clemenceau, nieto del célebre Tigre de Francia, George Clemenceau. Estas unidades aéreas que surcaban los cielos venezolanos e itineraban en el aeródromo de Ciudad Bolívar, pertenecían a la Compagnie Genérale Francaise que cubría las rutas nacionales e internacionales desde 1929. El primer guayanés en viajar en el Latecoere-28 fue el comerciante Alejandro Uncein. Inmediatamente después se inauguraron los vuelos al interior del estado. El primer vuelo se realizó el 16 de mayo de 1930 haciendo escalas, desde Ciudad Bolívar, en Upata, Guasipati, El Callao y Tumeremo. Viajaron como invitados Carlos Rodríguez Jiménez, Ernesto Sifontes, Antonio María Delgado, Jorge Suegart, Marcelino Torres, José Acquatella, Rafael Gómez Rengel y Oroncio Valderrama. Quince días después el Late-28 inauguró la ruta Ciudad Bolívar- Maturín y posteriormente la ruta Ciudad Bolívar-Trinidad.

El pasaje de Ciudad Bolívar a Maracay costaba 55 bolívares; Ciudad Bolívar a Upata, 120 bolívares; a Guasipati, 215; a Tumeremo, 275 y Trinidad Bs. 350.

El ramal aéreo Ciudad Bolívar-Trinidad fue inaugurado con un Late-28 pilotado por Paul Vachet, él 8 de enero de 1931. El aparato despegó a las 2:00 de la tarde llevando como pasajero a Miguel Odremán, Dr. Aveledo Urbaneja, Harry Darling y Enriqueta de Cerani. 500 personas le dieron la bienvenida tras aterrizar en la sabana de Piarco.

El 7 de febrero, la Banda Gómez estrenó en el Paseo Falcón el pasodoble Late-28, compuesto por el profesor Fitzí Miranda y en 1934, el Gobierno Nacional adquirió las pertenencias y derechos de la Compañía francesa y creó la entidad comercial denominada Línea Aeropostal Venezolana destinada a cubrir la demanda de pasajeros a nivel nacional e internacional. Entonces los pilotos franceses comenzaron a ser sustituidos por pilotos venezolanos

1 comentario:

  1. Por boca de mi abuelo materno, Francisco " Toto " Rossi (QEPD) quien fue uno de esos 6000 guayaneses que le dieron la bienvenida a ese icaro metálico de aquel entonces y que inclusive fue uno de los mozuelos que ayudo a empujar esa nave para su despegue, me entere de ese evento histórico de nuestra Cdad. Bolivar de antaño......Saludos

    ResponderEliminar