viernes, 17 de febrero de 2012

Pavimentación y Juegos Florales


El 4 de noviembre de 1920, llegó a Ciudad Bolívar la primera máquina trituradora de piedra adquirida por el gobierno para acelerar los trabajos de pavimentación del Paseo Falcón.

Así ocurrió y el 19 de diciembre, aniversario del ascenso al poder de Juan Vicente Gómez, fue inaugurada la moderna pavimentación tal como la vemos en la gráfica, por el Presidente del Estado Marcelino Torres García con un programa festivo muy especial. La pavimentación cubrió el trayecto desde la Casa Blohm hasta la Esquina Boccardo y sobre la marcha se inició el que sigue hasta la esquina de la casa fabricada por don Andrés Juan Pietrantoni al lado de la Electricidad.

De manera que con estos trabajos urbanos, la ciudad lucía distinta, lástima que no pudo ser con motivo de los Juegos Florales realizados los días 7, 12 y 13 en el Teatro Bolívar con motivo del Día de la Raza.

Los actos comenzaron el 10 de octubre con la oración Te Deum en la Catedral y discurso del presbítero Martín Grisasola. Las autoridades se trasladaron a la Plaza Bolívar para las ofrendas florales y las palabras de rigor que allí tocó pronunciar a Víctor Monedero a nombre de la colonia española.

Los Juegos Florales se escenificaron el 12 de octubre y transcurrió conforme al siguiente programa que iba presentando en cada caso el “Mantenedor”, doctor J. M. Agosto Méndez, en reemplazo de Hilario Machado, quien debió viajar de urgencia a Caracas por la muerte de su hermano Alfredo Machado; 1. Sinfonía ejecutada por la Banda Gómez ya con el patio, palcos y balcones del Teatro llenos y destacando en primera fila el Presidente del Estado, Gral. Marcelino Torres García y el secretario de Gobierno, doctor R. Villanueva Mata; 2. Apertura del acto por el Presidente de la Junta, Gabriel Bertrán Dalla-Costa; 3. Entrada de la Reina, Carlota Plaza Natera, acompañada de su corte integrada por María Carranza, Panchita Contasti, Herminia Casado, Isabel Aristeguieta, María Teresa Aristeguieta y Ana María Contasti; 4. Lectura del poema homenaje a la Reina y a la Corte; 5. Lectura del Acta del Jurado: 6. Incineración de los sobres correspondiente a los trabajos no premiados; 7. Proclamación de los autores premiados, lectura de los trabajos y premiación; 8. Sinfonía ejecutada por la Banda Gómez; 9. Discurso del Mantenedor; 10. Himno de la Raza ejecutado por la Banda (letra de J. M. Agosto Méndez y música de Caros R. Killen).

En este torneo de intelectuales, el premio de la Flor Natural, fue para F. Cova Fernández por su Canto Inmortal de diez versos, el primero de los cuales dice: “Bajo el palio glorioso de las ínclitas velas/ la gran Alma Latina, sobre tres carabelas, / a las vírgenes playas de América arribó / Aclamando el prodigio de la madre Castilla / desató el Orinoco su argentea maravilla, / y sobre el Nuevo Mundo nueva raza nació”.

El premio la Gardenia de Oro lo obtuvo B. Tavera Acosta por su trabajo de historia: “Las estrellas de la Bandera nacional” y el premio de Violeta de Oro fue adjudicado al cuento” Música Criolla”.

Hubo accésit para los poemas “La Insignia de la Cruz”, de María Cova Fernández; “Ve de cara a la gloria de la apoteosis”, de R. Del Valle Lavaux y “Canto de la vida”, de T. Marcano Villanueva.   

En el Teatro se hizo alusión al diario “La Nación” de Buenos Aires que compró el cerebro del gran poeta modernista nicaragüense, Rubén Darío, por la suma de (50.000) cincuenta mil dólares. En 1914, dos años antes de morir, compuso Canto a Argentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario