miércoles, 19 de noviembre de 2014

Turismo Verde




Guayana es el atractivo más importante del país en materia turística, declaró el 25 de agosto de 1994, el viceministro de Turismo del gobierno de Rafael Caldera, Luis Eduardo Rodríguez.
Esto lo afirmó el viceministro basado en que la nueva tendencia del turismo internacional está orientada hacia el “turismo verde”, también llamado “turismo ecológico” o “turismo responsable”.
Atraídos por las mansiones verdes de Guayana, 3.500 alemanes visitaron la región entre noviembre de 1994 y abril de 1995.
Lo cierto es que el crecimiento del turismo a escala internacional ha acarreado problemas, sobre todo en lo referente a su impacto en el medio ambiente. Algunos factores que se consideran negativos son la excesiva ocupación en las costas, la mala planificación de los lugares de temporada o el turismo sexual. En los últimos años, las ventajas económicas ya no son el único criterio para apoyar el desarrollo del turismo; éste está cada vez más unido al concepto de sostenibilidad.
Ahora se trabaja y planifica en función de “un proceso que permite que se produzca el desarrollo sin degradar o agotar los recursos que posibilitan ese desarrollo”. La sostenibilidad en el turismo, como concepto, se define como “eco-turismo”, “turismo verde”, o “turismo responsable”. Cualquiera que sea su descripción, se considera como un medio de reconocer que la Tierra posee recursos limitados y que el turismo, como en otros sectores, tiene límites para el desarrollo, sobre todo en lugares específicos como Guayana.
El turismo verde es una nueva tendencia del turismo tradicional. Es un enfoque para las actividades turísticas en el cual se privilegia la sustentabilidad, la preservación, la apreciación del medio que acoge y sensibiliza a los viajantes. Aunque existen diferentes interpretaciones, por lo general el turismo ecológico se promueve como un turismo “ético”, en el cual también se presume como primordial el bienestar de las poblaciones locales, y tal presunción se refleja en la estructura y funcionamiento de las empresas, y cooperativas que se dedican a ofrecer tal servicio.
Debido a su auge el ecoturismo ya se convirtió en el segmento de más rápido crecimiento y el sector más dinámico del mercado turístico a escala mundial. Este movimiento apareció a finales de la década de 1980, y ya ha logrado atraer el suficiente interés a nivel internacional, al punto que la ONU dedicó el año 2002 al turismo ecológico.
La Sociedad Internacional de Ecoturismo (TIES) define ecoturismo como “un viaje responsable a áreas naturales que conservan el ambiente y mejoran el bienestar de la población local”. El genuino ecoturismo debe seguir los siguientes siete principios, tanto para quienes ofrecen los servicios como para sus beneficiarios: -Minimizar los impactos negativos, para el ambiente y para la comunidad, que genera la actividad; -Construir respeto y conciencia ambiental y cultural; -Proporcionar experiencias positivas tanto para los visitantes como para los anfitriones; -Proporcionar beneficios financieros directos para la conservación; -Proporcionar beneficios financieros y fortalecer la participación en la toma de decisiones de la comunidad local; -Crear sensibilidad hacia el clima político, ambiental y social de los países anfitriones; -Apoyar los derechos humanos universales y las leyes laborales. Pese a su corta existencia, el ecoturismo es visto por varios grupos conservacionistas, instituciones internacionales y gobiernos como una alternativa viable de desarrollo sostenible. Existen países como Costa Rica, Kenia, Madagascar, Nepal y Ecuador donde el turismo ecológico produce una parte significativa de los ingresos de divisas provenientes del sector turístico, e incluso en algunos casos, de la economía del país.
Guayana tan bien dotada de mansiones verdes, pudiera sumarse a esos países que aprovechan sus paisajes naturales en función del tan en boga turismo ecológico. Pero tendrían que comenzar por erradicar o al menor controlar severamente la depredación a cusa de la explotación minera y la tala de nuestras ingentes riquezas forestales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada