martes, 18 de noviembre de 2014

Muertes muy sentidas durante 1995

Durante 1995, Ciudad Bolívar registró la desaparición física de connotadas personalidades que
WTopicos2
 prestaron servicios importantes en pro del devenir de la región: La del médico urólogo y profesor de la Escuela de Medicina de la UDO, Francisco Canónicco, quien falleció el 10 de enero a la edad de 62 años, víctima de un infarto. Había nacido el 14 de abril de 1932 e ingresó como docente en la UDO en 1964.
Horacio Cabrera Sifontes, ocurrida el lunes 13 de marzo a las cinco de la tarde, al dispararse un tiro a nivel del corazón. Nacido en Tumeremo en 1910, fue gobernador del estado Bolívar en 1958, tras el movimiento cívico militar que derrocó al gobierno militar de Pérez Jiménez. Horacio, quien venía entonces de las filas de la ganadería y de la dirigencia gremial, logró en las elecciones de diciembre de ese año una curul en el Congreso. Escribió doce libros vivenciales y de contenido histórico contemporáneo, entre ellos, Caramacate, el primero; El Conde Cattaneo, Don Antonio Liccioni y la Guayana del oro, El Profeta Enoc, La Rubiera, La Guayana Esequiba, El Abuelo.
Francisco Izquierdo Franklin (en la foto), falleció en Caracas, tras penosa enfermedad, el 27 de marzo. Había nacido en Nueva York hacía 57 años. Fue presidente de la CVG Minerven durante la gestión de Caldera y Lusinchi. El gobernador Andrés Velásquez lo había designado coordinador del Consejo Regional de Minería y Ambiente. De vocación socialcristiana, egresó de la UDO en la II Promoción de Ingeniero de Minas.
Padre Diego (Fray Diego de Valderrama) falleció el 13 de mayo de 1995 en Madrid. Párroco de Santa Elena de Uairén durante cuarenta años. Fundador de la actual Catedral de Vicariato Apostólico del Caroní.
José Zafra Jurado. Falleció el 22 de mayo de 1995 a la edad de 78 años. Pionero de reporterismo gráfico en Venezuela y Ciudad Guayana. Trabajó para los diarios El Nacional y Correo del Caroní y fundó dos tiendas deportivas, una en Ciudad Guayana y otra en Ciudad Bolívar. Asimismo una Armería que regentó su hijo en el edificio El Diamante. También fallecido, seguidor de sus pasos por el mundo de la fotografía. Ambos participaron en la fundación del Círculo de Reportero Gráficos.
José Ángel Mollegas Cabrera. Nativo de Upata, falleció el 6 de julio de 1995 en su residencia de El Paraíso en Caracas, a la edad de 71 años, de los cuales 50 dedicó a las luchas sociales. Diputado a la Asamblea Legislativa, fundó y lideró hasta 1964 el poderoso movimiento sindical Fetrametal.
Padre Pedro Chien (Chien W. Yuan). Sacerdote políglota, especialista en medicina tropical, nació en China y falleció el 20 de julio de 1995, siendo párroco de la población de El Palmar por espacio de 30 años, tiempo durante el cual realizó una labor espiritual y material que le ganó el afecto de aquella población de vida agropecuaria. Uno de los expulsados de la Revolución Cultural China, llegó a Guayana en 1963 de la mano del Vicario General de la Diócesis de Guayana, Monseñor Samuel Pinto Gómez. El Municipio el Palmar lleva su nombre.
Monseñor Mariano Gutiérrez. Vicario Apostólico de la Misión del Caroní, falleció el 23 de octubre de 1995 en Caracas y sus restos inhumados en la misión indígena de Kavanayén. Nacido en Villa Cipayo de España. Llegó a Guayana en 1939 en calidad de director del Seminario para sacerdotes indígenas fundado en Upata. En 1953 entró a formar parte de la comunidad religiosa de Kavanayén y en 1968 el Papa Paulo VI lo designó Vicario para llenar la vacante dejada por Monseñor Diego Alonso Nistal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada