sábado, 21 de diciembre de 2013

Se extinguen los monos de Guayana

C3TOPICOS2
La fiebre amarilla o vómito negro, la contaminación sonora, la destrucción de los bosques y el contrabando, han venido acabando con los monos de la Guayana venezolana, dijo el doctor Eduardo Jahn, autor del proyecto de Museo de Ciencias en Ciudad Bolívar, entregado en 1975 al Gobernador Manuel Garrido Mendoza. 
         Si quedan colonias de cuadrumanos deben estar en zonas selváticas remotas e inaccesibles, toda vez que los monos no pueden vivir donde hay ruido y es evidente que las lanchas con motores fuera de borda que surcan los río, el tráfico constante de aviones y helicópteros, la explotación de los bosques y las bullas diamantíferas, han contaminado el ambiente de silencio que necesitan los primates para poder vivir.
         Cada cinco años se desatan en la selva zoonosis de vómito negro que fulminan tanto a los indígenas como a los monos, por eso suele decirse que cuando un mono cae muerto de un árbol, los indígenas salen despavoridos. En la extinción de los monos contribuye además de la fiebre amarilla, el contrabando o tráfico ilegal a través de las fronteras con los países vecinos al Estado Bolívar y Territorio Federal Amazonas.  Exploradores y mineros han dado cuenta de curiaras cargadas de monos tití, macacos, viuditas, araguatos y capuchinos.  Los cazan con proyectiles anestésicos y luego los encierran en jaulas transportables para ir a engrosar las remesas que países vecinos venden a centros científicos de los Estados Unidos.
         Entre los mamíferos más importantes de Guayana figuran el mono Araguato (en la foto), el mono Tití y el Macaco o Viudita. Los monos más solicitados por Laboratorios del Norte, son los Macacos y Tití.  El primero muy solicitado para los estudios médicos en el campo de la polio y otras enfermedades, lo pagan a 40 dólares y a 23 dólares el Tití, destinado a las investigaciones sobre el corazón y endurecimiento de las arterias.
         Asimismo el Tití es solicitado para tenerlo de mascota en las casas.  En Ciudad Bolívar hay hogares y ranchos que exhiben al monito Tití encadenado al árbol más frondoso de la casa  o en algún sitio que pudiera ser vulnerable a los cacos, pero generalmente mueren de tristeza y hay que matarlos porque se vuelven rabiosos y atacan.
El Araguato  es una de las especies de primates más interesantes. Viven en manadas de 10 a 15 individuos, formadas por varias hembras, machos jóvenes y juveniles, liderados por un padrote robusto, que brinda protección a toda la familia.
Se trasladan por grandes espacios boscosos haciendo cabriolas de trapecista de circo usando las ramas fuertes y flexibles de las copas de los árboles como medios para el desplazamiento.
Son llamados auyadores debido a que en su garganta poseen un hueso hioides muy desarrollado que, cual caja de resonancia, les permite producir su muy característica vocalización, rica en vibrantes sonidos guturales de variada intensidad y colorido.
El Macaco o Viudita fue científicamente registrado en Guayana por Humboldt.  Lo registró como viudita”, dado su color oscuro, cara con facciones humanas, manchas blancas en el cuello y manos usualmente blancas. Actualmente este nombre común es utilizado también en el este de Colombia en los departamentos de Vichada, Vaupés y Guainía, en Colombia también se le conoce por otros nombres comunes como Macaco en los departamentos de Caquetá y Putumayo.
         El Titi es el más pequeño de los monos que habitan los bosques de Guayana.  .  Su cuerpo mide aproximadamente 75 centímetros de los cuales 40 corresponden a la cola.  Es de coloración amarillento rojizo con negro alrededor de la cara, una cola prensil, le permite agarrarse de las ramas. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario