martes, 3 de diciembre de 2013

Piar no se llamaba Manuel Carlos

Manuel Piar
Piar no se llamaba Manuel Carlos, sino Manuel María Francisco. Al menos es lo que dice la partida de bautizo encontrada en los archivos de la iglesia de Santa Ana, Curazao, por el padre William Brada, de la orden franciscana.
Nos lo aseguró en el curso de una conversación el restaurador, paleógrafo y traductor venezolano Ricardo Pardo, quien recibió una carta del mencionado presbítero franciscano,  donde le transcribe textualmente lo que dice la partida original del bautizo de Piar.
Pardo se hallaba en Ciudad Bolívar en 1970  con el paleógrafo oficial del Consejo de Petare, practicando una inspección del Archivo Histórico de Guayana, con el fin de hacer un estimado de los costo de restauración de expedientes que datan desde la Toma de Angostura y que halló en estado deplorable, muchos de ellos a punto de perderse.
Informó el restaurador Ricardo Pardo, que volvió escribir al padre Brada para que le envié copia certificada de la partida, según la cual Manuel María Francisco Piar habría nacido el 26 y bautizado el 28 de abril de 1774, hijo de Isabel Gómez, Venezolana, y de Fernando Piar Iotín, natural de las Islas Canarias.
Piar fue reconocido por su padre, de origen canario, quien vivió en concubinato  con la mulata Isabel Gómez, partera, en la Guaira, de José Maria España.
Pardo dijo que con este importante hallazgo, que establece definitivamente el origen de héroe de la batalla de San Félix y del Juncal, se caen los juicios históricos de Bartolomé Tavera Acosta, quien sostuvo, al igual que el obispo de Guayana, doctor José Manuel Arroyo y Niño y la familia Aristiguieta, que Piar nació en Caracas, en el Convento de las Monjas Concepciones, por los años 1777 a 1778, en donde fue bautizado y que sus padres  fueron don Carlos de Braganza, príncipe, y doña Soledad Jerez Aristiguieta, dama de la alta sociedad caraqueña.
De suerte y para despejar las dudas, se concluye hoy, reconocido por la Academia Nacional de la Historia que Piar nació en la ciudad de Willemstad y recibió las aguas lustrales con el nombre de Manuel María Francisco, hijo de María Isabel Gómez y  de Fernando Piar Lottyn.  Manuel por su abuelo materno, María por su madre y Francisco por haber nacido (probablemente) el 2 de abril, día de San Francisco de Paula.  El bautizo tuvo lugar  el 28 de abril de 1774 en la iglesia Santa Ana de Curazao y sirvieron de padrinos el reverendo padre Juan Antonio de Aquino y Juana Paulina Gómez.      
         El acta o fe de bautismo, escrita en latín, y la cual se halla en el Archivo Nacional de Holanda, en los libros de bautismos referentes a Curazao, Aruba y Bonaire, año 1774,  fue hallada por el padre franciscano holandés William Brada.
         El segundo nombre Carlos, con el cual la posteridad a veces lo señala, sólo aparece usado inexplicablemente en un momento solemne de su vida, cual fue el de su matrimonio con María Martha Boom, celebrado a la edad de 24 años en el castillo de Amstedam (Curazao) el 8 de abril de 1798.  De esa unión nació María Elizabeta, nacida el 16 de diciembre de 1798, según partida de bautizo extendida el 6 de abril de 1817 por Jak Muller, presidente de la parroquia luterana.   Ni antes ni después, aparece Piar con el nombre de Carlos.
         La madre de Piar, mulata y partera era también de Curazao, hija de Manuel Gómez y Juana Quemp.  María Gómrz, la madre de Piar en unión con Fernando Piar tuvo, además de Manuel, otros dos  hijos, Felipe y Juana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario