sábado, 24 de noviembre de 2012

La primera Chalana de hierro

El 13 de octubre de 1948, fue inaugurada la primera chalana de hierro que comenzó a surcar el Orinoco entre una y otra ribera. La construyó la sociedad Jorge Inatty y Del Valle Lugo, con capacidad para transportar hasta seis camiones. En el mismo lugar escogieron el nombre: “Inalugo” y fue bendecida antes de lanzarla al río por el Obispo Monseñor Miguel Antonio Mejía. Su construcción se inició en el sector de La Cerámica. Allí se soldó el casco para lo cual hubo que apelar muchas veces a técnicos soldadores de fuera, ex compañeros de Del Valle Lugo en compañías petroleras. Fue realmente una empresa arriesgada, difícil, debido no sólo a la falta de experiencia en construcciones navales sino por los insumos, equipos y recursos especializados que encarecía la circunstancia de la Segunda Guerra Mundial, realmente más desastrosa para la economía global que la Guerra del 14.
Esta primera chalana se autopropulsaba con dos motores Gray Marine, a los lados, lo que le permitía entrar de frente y salir hacia atrás sin las usuales maniobras de abordaje. Su primer Capitán fue Juan de Dios García Requena y posteriormente su hermano Eduviges Coraspe, popular por su llamativo vozarrón y gran sentido del humor.
Después de la Inalugo, la misma sociedad Inatty y Lugo construyó la segunda chalana, bautizada con el nombre de Santa Ana, patrona del barrio, al poco tiempo la sociedad se disolvió. Las dos chalanas fueron vendidas y estuvieron prestando servicio hasta naufragar en las aguas del río Apure.
Cuando a la “Inalugo” le rompieron la botella de champaña La Viuda en la proa, hacía seis días que el estado Bolívar estrenaba nuevo gobernador, Ángel Fariñas Salgado, en sustitución de Fernando Álvarez Manosalva, quien viajó a Caracas a ocupar la Dirección del Ministerio de Justicia.
Fariñas Salgado fue el último gobernador del trienio 45-48 en el estado Bolívar, por lo que sólo ejerció el poder regional durante 47 días debido al golpe de estado que derrocó al presidente Gallegos.
Apenas el flamante gobernador si tuvo tiempo para ver flotar la primera chalana de hierro en el Orinoco, que Jorge Inatty y Del Valle Lugo construyeron para trasbordar vehículos de una orilla a la otra del gran río. Le salía así anticipadamente un competidor a Alberto Minet, quien había venido de Francia traído por Antonio Levanti para construir igualmente chalanas metálicas en sustitución de las tradicionales barcazas de madera.
La chalana, a la que todo el mundo llamaba Ferry-boat, fue botada el 13 de octubre y dos días luego empezó la incertidumbre política cuando el Batallón Mariño Nº 9, a quien las mujeres adecas obsequiaron flores en la Plaza Miranda por su adhesión a la Revolución de Octubre, recibió la orden de trasladarse a Cumaná para dejar su cuartel al Batallón Pichincha Nº 14. Aquello no era más que un estratégico movimiento de piezas para lo que vendría después.
Los soldados del Batallón estrenaron la chalana de hierro que con el tiempo se fueron multiplicando con la llegada del francés Alberto Minet que prácticamente montó un Varadero en el puerto de La Trinidad (La Carioca) para sus construcciones navales.
Minet, quien se hallaba en Caracas, fue contratado por su paisano Antonio Levanti, quien operaba en una empresa de transporte fluvial en sociedad con Félix Tomassi y Enrique Planchart, para construir chalanas de hierro. De allí salió La Múcura, de 20 metros de eslora y con capacidad para 50 toneladas de carga. Esta chalana después de 13 años de navegación, naufragó por sobrecarga, el 27 de febrero de 1952, cerca de la Piedra del Medio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada