lunes, 5 de noviembre de 2012

La Plaza Miranda ofendida y agredida


La Plaza Miranda de Ciudad Bolívar, la más alta de Guayana y quizá de Venezuela, puesto que fue construida en el tope de una colina,  conocido desde tiempos de la Colonia “Cerro Vigía”, ha sido durante los último años objeto de intervenciones, unas acertadas y otras realmente obtusas temerarias.
            Siempre los bolivarenses abrigaron entusiasmo por rendirle honores al precursor de la Independencia, especialmente Juan Bautista Dalla Costa Soublette, no sólo porque una hija suya, Teresa, contrajo matrimonio con Leandro Miranda, primer hijo del Generalísimo, sino porque en la provincia de Guayana con todos sus recursos naturales y estratégicos comenzó definitivamente el proceso independentista.
            Después de erigida la Plaza Bolívar en 1869, se pensó en Miranda, pero el lugar escogido era pedregoso, carecía de urbanismo apropiado y no fue sino hasta 1898, cuando se materializó el homenaje.  El Presidente del Estado, General Ernesto García, lo dispuso el 24 de octubre de ese año.  El decreto disponía la formación de un jardín en y en cada uno de los ángulos de la plaza sendos bustos de bronce de  los próceres Manuel Cedeño, Cornelio Antonio Muñoz, José Tomás Machado y Ascensión Farreras.  Esto jamás se cumplió.  Tampoco la estatua pedestre de Miranda se colocó y la cual estuvo por años abandonada en el depósito de la Gobernación llamado “La Granja”  Posteriormente el Gobernador Luis Raúl Vásquez Zamora (1967-68) la donó a la Base Miranda de Palo Negro.
            El 5 de julio de 1901, en vez de la estatua de Miranda se colocó en el centro el busto de Juan Bautista Dalla Costa Soublette y tocó a Don Hilario Machado pronunciar el discurso de orden. El 7 de julio de 1913, el doctor Luis Godoy, Presidente del Estado, decretó “Artículo 1º.  En la Capital del Estado, en el terreno adyacente por el oeste al Cuartel Nacional y donde se levanta el busto del esclarecido guayanés Juan Bautista Dalla Costa, se construirá una Plaza, debidamente ornamentada, que llevará el nombre de “Plaza Dalla Costa”.
             No obstante, la costumbre se hizo ley, y el pueblo continuó identificándola como “Plaza Miranda” En consecuencia, 1986, dentro del programa de revitalización del Casco Histórico, se restauró esta Plaza Miranda y el busto de Dallas Costa fue reubicado en el patio de la Casa de Gobierno y en su lugar se puso un busto de Miranda donado por la Logia Asilo de la Paz, que siempre lo ha tenido como masón iniciado en Inglaterra.
             La Plaza Miranda fue restaurada y puesta al servicio de los bolivarenses de acuerdo a un estudio histórico previo y de conformidad con la Ordenanza de Protección del Centro Histórico de la ciudad y de la Ley de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural de la Nación
            Desde 1986 que se ´reinauguró en atención a su valor histórico se había mantenido hasta  el dos de noviembre, día de los fieles difuntos, que el Gobierno por complacer a un grupo afecto del Consejo Comunal (muy dividido), autorizó su intervención con la anuencia del Instituto del Patrimonio, en Caracas, para adaptar sus espacios a una cancha deportiva, lo cual implica reubicación de la peana del busto, de los faroles y bancos.
            La Plaza Miranda que le sigue a la Plaza Bolívar en importancia y dedicada al precursor de nuestra Independencia, es un bien público, es más un patrimonio histórico cultural no solamente de Guayana sino de la Nación y de ninguna manera debe ser intervenida de la forma que increíblemente lo ha autorizado, según Marlon Acosta, el Instituto de Patrimonio que conoció el proyecto. Van varios bienes mal intervenidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario