miércoles, 21 de noviembre de 2012

La iglesia San Isidro

B1IGLESIA
Los bolivarenses de la Angostura del Orinoco fueron devotos de San Isidro, creo que ya en este tiempo no lo son, al menos como antes. Eran devotos desde el siglo dieciocho que fue introducida su imagen traída de España en un nicho de la casa que lleva su nombre, que entonces era una casa de campo montada entre rocas cuyos predios de crianza y sembradío se extendían hasta los cerros La Esperanza y del Zamuro.
De San Isidro era devoto el doctor Ramón Isidro Montes, rector del Colegio Federal de Guayana y fundador de los cursos de literatura, ciencias políticas, medicina y educación. Hasta un poema (quitilla) titulado “Canto Morichalero” (1876) le compuso en su día 15 de mayo al igual que lo hizo Lope de Vega en su tiempo: “Ya viene el 15 de mayo / Que es la fiesta del patrón / Pidamos una limosna / para que digamos todos / implorando su fervor”.
A lo largo de la que después fue Avenida Táchira, surgió un barrio con ese nombre de San Isidro donde realmente ocurría una fiesta patronal muy fervorosa cada año. Este barrio desapareció precisamente con la construcción de la avenida inaugurada en 1941 y ocupada sus laterales con hermosas quintas modernas, de Emilio Unceín, Alberto Liccioni, entre las primeras.
En la Casa de San Isidro estuvo funcionando el Orfanato Bolívar hasta el 6 de enero de 1957 que quedó solemnemente inaugurado el nuevo edificio del Orfanato Bolívar y de la iglesia San Isidro Labrador, culminación de un esfuerzo de la comunidad y la feligresía bolivarenses liderada por las Hermanas Catequistas de Lourdes. Los actos fueron amenizados por la Banda de la Escuela “Padre Jiménez” de Villa de Cura.
El Orfanato Bolívar abolió ese nombre y se acogió al de la Escuela Bolívar, Casa Hogar Madre Rita tomando en cuenta la opinión de sociólogos y educadores según la cual en los orfanatos no se encuentra ese verdadero calor del hogar, amor y ternura que sólo puede dispensar la familia.
El Orfanato Bolívar fue fundado el 25 de febrero de 1937 por monseñor Miguel Antonio Mejía, décimo obispo de Guayana y su sustituto, Casa Hogar Madre, funciona con otra modalidad, la de darle educación a las niñas que por cualquier circunstancia no pueden permanecer en el seno de la familia. Pueden ser huérfanas o no. Está conectada con la Escuela Bolívar, que se mantiene con 400 alumnos gracias a la voluntad pionera de la Madre Rita, ya fallecida y un grupo de religiosas encabezada por la hermana Mercedes María de Lourdes y la hermana Capriles que dicho sea de paso es licenciada en periodismo.
La madre Rita, india de Sinamaica, perteneciente a la Congregación de la Virgen de Lourdes, la trajo a Ciudad Bolívar, monseñor Mejía para dirigir la institución y aquí se quedó hasta la edad de 92 años cuando falleció y fue inhumada en la propia capilla del patrono San Isidro Labrador que vemos en la foto.
En cuanto a San Isidro Labrador se cuenta que era un santo madrileño nacido en el seno de una familia pobre. Trabajó en los campos y se hizo famoso entre los vecinos de Madrid por su piedad. Se le consideró santo desde su muerte, al parecer acaecida en 1130. Fue canonizado en 1622. Su biografía, obra de Juan Diácono (1261), fue puesta en verso por Lope de Vega en 1599 bajo la influencia de Torquato Tasso y Ludovico Ariosto en El Isidro, poema de excepcional belleza compuesto en quintillas octosilábicas. Su fiesta se celebra el 15 de mayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada