jueves, 15 de noviembre de 2012

La creación de Sidor

B1Topicos
El primero de abril de 1964, la Corporación Venezolana de Guayana constituyó la empresa CVG-Siderúrgica del Orinoco, C. A. (Sidor) confiriéndole la operación de la planta existente. La empresa comenzó a ser administrada por una junta directiva comprendida por ocho directores principales y sus suplentes. Su primer presidente fue el ingeniero margariteño Argenis Gamboa (en la foto al lao de CAP estrechándole la mano a un trabajador) quien posteriormente sustituirá al General Rafael Alfonso Ravard en la presidencia de la CVG.
Los antecedentes de esta empresa del Estado que pasó después a las manos de un consorcio latinoamericano privado, se sitúan a partir de 1926 cuando se descubren los yacimientos de mineral de hierro en el Cerro El Pao y los del Cerro La Parida en 1947.
En 1951, a raíz de estos descubrimientos, se constituye el Sindicato Venezolano del Hiero y del Acero para iniciar los estudios preliminares con miras a la instalación de una industria siderúrgica en el país. Tres años después, el gobierno tomó la decisión de construir una Planta Siderúrgica en Guayana y al efecto creó la Oficina de Estudios Especiales de la Presidencia de la República y a la cual se encomendó, entre otros, el Proyecto Siderúrgico.
En 1955, el gobierno suscribió un contrato con la firma Innocenti, de Italia (Milán), para la construcción de una planta siderúrgica con una capacidad de producción de 560.000 toneladas de lingotes de acero que fue posteriormente modificada. La construcción se inicia en 1957 bajo la tutela del Instituto Venezolano del Hierro y del Acero hasta el primero de abril de 1964 que la planta se constituyó en la CVG-Sidor.
En 1961, la Planta Siderúrgica del Orinoco inició, progresivamente, la producción de arrabio en los hornos eléctricos de reducción, así como la producción de tubos sin costura, al mismo tiempo que se inauguraban las operaciones de la Presa de Macagua I. La primera colada de acero se efectuó el 9 de julio de 1962 en presencia del presidente de la República, Rómulo Betancourt.
El primero de abril de 1964, la CVG creó la empresa Siderúrgica del Orinoco (Sidor) administrada por una junta directiva Pero desde el inicio de su producción, la Planta Siderúrgica comenzó a enfrentar serios problemas de índole tecnológicos y administrativos que unidos a la estrechez del mercado y a una baja en la demanda de tubería sin costura por parte de las empresas petroleras, retardaban la superación de los escollos iniciales de la puesta en marcha de una empresa de esa magnitud.
La existencia de estos problemas y la necesidad de entrar en un agresivo plan de ampliación de la capacidad de producción en materia siderúrgica, con miras al aprovechamiento de las ventajas materiales de Venezuela dentro de la Alalc, impulsaron al gobierno a tomar decisiones en este campo y al efecto se inicio un programa siderúrgico integral a largo plazo, que a la vez que ampliaba las líneas de producción permitía incorporar en un esquema general las ventajas de los ricos yacimientos de hierro en explotación, y la energía eléctrica barata que se había empezado a generar. Esto implicó inversiones anuales en el campo siderúrgico que entre 1969 y 1973 alcanzaron a 1.661.987 millones de bolívares.
Dentro de ese esquema general entró la nacionalización de la industria extractiva del hierro, el primero de enero de 1975. La industria fue vendida a consorcios privados durante el segundo gobierno de Rafael Caldera porque según informes del Ejecutivo, arrojaba “pérdidas al Estado”, el gobierno de Hugo Chávez anunció en abril de 2008 una renacionalización que la ha sumido en una terrible crisis.

2 comentarios: