domingo, 27 de mayo de 2012

La Gran Parada

“La gran parada”, es una de las primeras películas sonoras llegadas a los cines de Ciudad Bolívar el 11 de febrero de 1933. Se estrenó en el Cine Mundial con un lleno total de varios días mientras en el Cine Royal de Perro Seco se exhibía la película “Un hombre con suerte”.

“La gran parada” era una película romántica, dirigida por Fred Newmever y protagonizada por Richard Carle, rodada en España y producida por una empresa fílmica norteamericana.

Antes de la película se pasó un tráiler sobre el invento del “Belinógrafo” de Édouard Belin, capaz de trasmitir fotografías a larga distancia. Aparentemente un artefacto descomunal que fue presentado al Papa Pío XI. La Telefoto, telefotografía o foto cableada consistía en el envío de imágenes por medio del telégrafo o del teléfono.

La Western Union transmitió su primera fotografía a mediatinta en 1921. AT&T prosiguió en 1924, y la RCA envió una radiofoto en 1926.] La Associated Press, emprendió su servicio de Telefoto en 1935, y creó su propio sello bajo el nombre de AP Wirephoto desde 1963 hasta 2004.] La primera foto transmitida por cable mostraba el accidente de una avioneta en las montañas Adirondack de Nueva York.[1]

El Belinógrafo de Édouard Belin de 1913, que escaneaba la imagen por medio de una fotocelda para transmitirla a través de la línea telefónica, sentó las bases del servicio de Telefoto de AT&T.

Los temas de las películas sonoras y el Belinógrafo fueron el comentario del siguiente día, incluso el doctor Juan Pablo Carranza que había sido nombrado director del Colegio Federal de Varones en reemplazo del doctor Óscar Luis Perfetti, los discutió con sus alumnos al igual que fue tema de conversación entre muchos de los que fueron el domingo al campo de aviación donde se dio comienzo a la temporada hípica toda vez que el Hipódromo de Santa Lucía lo había arruinado la negligencia, el monte y los aguaceros. Los aficionados proyectaban la construcción de un nuevo hipódromo junto al campo de aviación. La campaña la inició el presidente del estado, Antonio Álamo, y en una reunión de los aficionados en el Club de Comercio se designó un comité presidido por Carlos Palazzi. Asimismo quedó integrado al Comité Alberto Liccioni, quien había iniciado también una campaña a favor del “Turismo Regional” junto con los administradores del vapor “Apure”. Este barco hizo su primer tour con un grupo de entusiasta bolivarenses navegando el Orinoco aguas arriba, ida y vuelta durante todo el día observando el paisaje y disfrutando deliciosos confites, refrescos, comidas y bebidas.

En esos días había llegado a Ciudad Bolívar desde Buenos Aires montado en una motocicleta marca “Guzzi”, el raidista italiano Víctor de Sanctis Patti en recorrido de 19 mil kilómetros que marca la ruta pasando por Caracas a donde arribó en diciembre del año anterior.

El raidista italiano fue objeto de un agasajo por la colonia italiana y por la noche se ubicó junto con su moto en el Paseo Falcón, donde fue entrevistado y admirado por los parroquianos con motivo de la presentación de una nueva orquesta fundada por el profesor José Francisco Miranda (Fitzi) con el nombre de Juan Bautista Dalla Costa. Esta orquesta se extenderá en el tiempo con actuaciones en clubes y salones de bailes hasta su disolución y el nombre rescatado por la Banda oficial del Estado.

El presidente del estado, doctor José Benigno Rendón, fue quien dispuso el nombre de Juan Bautista Dalla Costa para la Banda del Estado y deshacerse del que ostentaba desde 1916 (Banda Gómez). Telmo Almada asumió la dirección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario