sábado, 14 de enero de 2017

HEDDY SEVILLA

 Ayer falleció en su residencia de esta ciudad, Heddy Sevilla, quien en vida alternó con inquietud, perseverancia y sabiduría, el derecho con la literatura, la música, la poesía, las artes plásticas y la docencia universitaria,
Ausente de la memoria durante los últimos años de su vida septuagenaria. Se habÍá despedido con una exposición retrospectiva en el Museo Histórico cuando lo dirigía su fundador del doctor Oswlado De Sola, de quien era amigo,
Se trataba de una treintena de obras tridimensionales y bidimensionales de diferentes formatos, dentro de la línea constructivista particularizada con la abstracción geométrica y el cinetismo.
Anteriormente había expuesto  en la Sala de Arte de SIDOR utilizando el hierro y el aluminio como elementos de expresión y me tocó  hacerle la presentación en el catálogo correspondiente.  Entonces me referí al antuerpiense Michel Seuphor, pintor y crítico de arte, casi a la altura del nonagenariato, quien en medio de una lucidez artística impresionante, había  dicho en uno de sus ensayos que no debe establecerse separación absoluta entre pin­tor y escultor puesto que si bien la escultura es incolora, no por ello deja de ser sensible. De allí que Heddy Sevilla, mujer del agua y del llano, haya podido trascender con fluidez de la pintura a la escultura, de la figura a las formas, aunque dentro de parámetros sorprendentes toda vez que ella era paisajista, nutriente, en pasado prolongado, de aquella corriente iniciada en el Círculo de las Bellas Artes y súbitamente, acaso por su cercanía diaria y constante con el Museo de Arte Moderno Jesús Soto, se encontró un día en que era construc­tivista, pero aprehendida dentro de los límites de la cañuela hasta que, al fin, como disidente en proceso, llegó a la dimensión real, vale decir, al arte tridi­mensional, a la escultura, siempre obsesionada por la línea rígida, individual­mente vertical o vertical-horizontal; por ese contorno básico que es el cuadra­do, dentro de un complejo de formas geométricas simples suscitando conjun­ción de fuerzas y dinamismo virtual en el campo espacio-materia.
Sus esculturas metálicas, generalmente de hierro hueco o aluminio, ensambla­das con la técnica de la soldadura autógena y que la artista concebía  desde su ruptura con lo bidimensional hacía cinco años, comporta e incluye lo que  exhibía en  la Galería de Arte de SIDOR, un mismo estilo ubicable dentro de la abstracción geométrica, aún más monumental de ella: "Proyección Volumétri­ca", en obra limpia y erigida por Venalum en el Polideportivo Unare II. Esta exposición individual de Heddy Sevilla era la décimo segunda. Había partici­pado además en diez y seis colectivas y su trabajo ascendente y de acentuada proyección, testimonia su permanencia de manera afirmativa en el contradic­torio mundo de la plástica.
Heddy Sevilla ejerció la abogacía luego de egresada de la Universidad Santa María en 1975.  Se definía como Artista Plástico Constructivista y en vida desempeñó un Juzgado de Municipio, Fiscal del Ministerio Público (jubilada) docente de educación superior, profesora de legislación empresarial, responsable del Centro de Arte “Alejandro Oteo de Extención cultural de la UNEG, , Profesora de Deontología Jurídica en la UGMA, Fue Coordinadora de Pasantía en la UGMA, Profesora de: Derecho Romano, Lógica Jurídica y Teoría General del Proceso (Docente UGMA desde hace 5 años), Especialista en Docente de la Educación Superior, Cursante de Maestría en Docencia en Educación Superior en la USM, Obra escrita publicada: En Derecho Penal - (1 obra) Teoría General del Proceso, (3 estudios sobre jurisdicción y proceso) Familia y Menores (2 Tomos),En Literatura: narrativas (2 Novelas, 3 Cuentos y 2 Fábulas) En Imprenta: 2 obras: Una jurídica de texto, y una sobre Educación Superior para post-grado






No hay comentarios:

Publicar un comentario