jueves, 19 de enero de 2017

El Fuerte Tarabay de Tumeremo

Resultado de imagen para Fuerte Tarabay de Tumeremo
De los caciques guayaneses se olvidaron los asesores históricos del Ministerio de la Defensa a la hora de asignarle los nombres de jefes indios a los fuertes  que se construían en el país.  Así al Fuerte donde se aloja la V División de Infantería de Selva le pusieron el nombre de “Cayaurima”, cacique de los cumanogotos y al de Tumeremo el nombre de “Tarabay” igualmente de la misma estirpe indígena y me pregunto ¿por que no uno de nuestros aguerridos caciques guayanos o caribes?
         Guayana tuvo caciques aruakos como Uriaparia, guayanos como Morequito, a quien Berrío pretendió cambiarle el nombre, acaso porque no aparecía en el santoral; caciques caribes como Quirauera, Taricura y tantos otros que se olvidan a la hora de exaltarlos como valiente guerreros que se rebelaron contra los invasores de sus predios soberanos.
         Esto viene a colación por recordar los días en que Venezuela comenzaba a blindar las fronteras de Guayana amenazadas desde el siglo dieciocho cuando los portugueses hicieron mutis en el escenario donde estuvo esperándolo la Expedición de Límites comandada por el Capitán de Navíos José de Iturriaga y José Solano y Bote entre otros, para fijar hitos y linderos.
         Recuerdo porque me tocó como periodista cubrir con el fotógrafo Víctor Bayola Díaz tales sucesos que empezaron por militarizar la Isla de Anacoco, construir la carretera hasta Santa Elena y erigir en Tumeremo el Fuerte Tarabay, inaugurado por el Presidente Raúl Leoni el 18 de octubre de 1968 junto con un embalse, fuente permanente del acueducto que surte de agua potable a la población de Tumeremo.
         El Fuerte Militar fue diseñado para 600 plazas, en zona limítrofe con la Guyana inglesa y  construido por el Ejército venezolano y el Mi­nisterio de Obras Públicas. Cos­ocho millones y medio de bolívares y se comunica por una carretera con Anacoco y otros lugares en la zona limítrofe.
La ceremonia de inauguración tuvo lugar en el patio principal del Fuerte, que fue bendecido por el arzobispo Crisanto Mata Cova y oficialmente bautizado con el nombre indígena de Tarabay.
En el Fuerte Tarabay se había acantonado desde hacía algunos días el Batallón Juan Manuel Cajigal comandado por el tenien­te coronel Efraín Brady, quien tenía a su cargo la continuación de la construcción de la carretera El Dorado-Santa Elena de Uairén, con la cual el Gobierno central proyectaba incorporar zonas vírgenes al desarrollo nacional.
El Presidente Leoni también inauguró en Tumeremo un em­balse con capacidad para siete mi­llones 300.000 metros cúbicos de agua en el río Pariche y en la quebrada Miriquimo. Dicho em­balse tiene una altura de doce metros y ocupa un área de 275 hectáreas.
El embalse fue proyectado con el propósito fundamental  de suministrar agua a la población de Tumeremo, controlar las crecientes y regar una superficie agrícola de 500 hectáreas. Su costo sobrepasó los siete millones de bolívares cuando el bolívar valía tanto como el dólar. 
    El Ministro de la Defensa, general Ramón Florencio Gómez, al referirse a la  inauguración del Fuerte Tarabay, dijo que la obra fue proyectada y supervi­sada por el Servicio de Ingenie­ría Militar y ejecutada por la Zona 9 del Ministerio de Obras Públicas.

El Fuerte Tarabay tuvo un costo de 9 millones de bolívares y cubre un área urbanizada de 26.000 hectáreas con 14.000 me­tros cuadrados de vías pavimen­tadas. Dispone de carretera de acceso de cinco kilómetros de longitud por 12 metros de an­cho y de energía eléctrica suministrada por Cadafe, además de contar con una planta propia para cubrir eventuales fallas eléctricas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada