martes, 2 de agosto de 2016

El Parque Ruiz Pineda un elefante blanco


En inglés y en francés la expresión elefante blanco (white elephant) / (éléphant blanc) es atribuida a obras que tienen un costo de mantenimiento mayor que los beneficios que presta. Su origen viene de que antiguamente los reyes de Tailandia cuando no estaban satisfechos con un súbdito le regalaban un elefante blanco.
El súbdito debía darle comida especial y permitir el acceso a aquellos que quisieran venerarlo, lo cuál tenía un coste que muchas veces arruinaba al súbdito. Por referencia a esa leyenda cultural occidental, los bolivarenses de la capital se preguntan si la Concha Acústica del Parque “Leonardo Ruiz Pineda” de Ciudad Bolívar continuará siendo un elefante blanco, vale decir, obra cuyo mantenimiento es mayor que los beneficios que aporta.
Lo mismo se puede decir del complejo deportivo La Paragua edificado por el Gobierno del doctor  Luis Herrera Campíns cuando la ciudad fue sede de los juegos olímpicos nacionales.
Cuando Elebol  cumplió 90 años, invirtió una buena suma para refaccionar e iluminar la Concha y poder presentar allí a Serenata Guayanesa, Cheo Hurtado y Gurrufío, entre otros.  Entonces se habló en la ocasión, como propicia para reiniciar el esfuerzo interrumpido que hacía posible en otros tiempos, un escenario al aire libre completamente activo y siempre bien concurrido.
De esos otros tiempos hablaron  César e Iván Pérez Rossi y aclararon, que la Concha Acústica dentro del  Parque fue  inaugurada mediante  extenso programa preparado para celebrar el Bicentenario de la antigua Angostura, hoy Ciudad Bolívar.
Ciertamente, la inauguró el Presidente Raúl Leoni (ese que tanto desprecia la Alcaldesa de Ciudad Piar hasta el punto de cambiarle el nombre al muniipio) en el Parque Leonardo Ruiz Pineda que ocupa un área de 4,5 hectáreas.  En esa ocasión fueron inauguradas también la remodelación de la Plaza Bolívar, prolongación de la avenida La Paragua, hoy Avenida Libertador (que manía de cambiar los nombres), Avenida Miguel Marmión, Escuela Técnica Industria,  Puente sobre el Caroni, 200 viviendas rurales en San Félix y el suministro de energía eléctrica de Macagua a Upata.
La Concha, según hemos podido verificar, fue inaugurada exactamente el  22 de mayo de 1964, pero aun no estaba totalmente terminada e iluminada  y por ello hubo que realizar el acto a la una de la tarde con la presentación del Grupo de Danzas Venezuela. La mayoría de los actos del Bicentenario ocurrieron en el auditorio del Grupo Escolar Estado Mérida.
No fue sino en el mes de junio cuando real y sostenidamente se iniciaron las actividades artísticas con la presentación de la soprano Morella Muñoz, impulsadas por un Comité que integraban Malvina Rosales, Anita Ramírez, Lobelia Guzmán (mujer de izquierda que no tenía complejo de reunirse con la derecha), Josefina Villegas, César Rodríguez Uganda,  José Francisco Miranda, Manuel Cisneros Gambús, José Rosalino Flores y Luis Goubat.  A partir de ese momento, todos los viernes se escenificaban espectáculos de categoría a precios populares.
Por allí pasaron connotados artistas nacionales e internacionales, incluyendo a los del Festival de la Canción de los países Bolivarianos, pero durante los últimos  años, nadie sabe por cuál razón, los espectáculos cesaron,  quedando reducidas a otras esferas, en tanto que la Concha Acústica del Parque Leonardo Ruiz Pineda luce desde entonces como un irónico, raro  e inexplicable  “elefante blanco” aunque no sagrado como el que montaba Indra, dios de la atmósfera, los truenos, la lluvia y las batallas, según el mito védico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario