jueves, 22 de enero de 2015

Rally Nuestros ríos son navegables


El vigésimo tercer rally “Nuestros Ríos Son Navegables” culminó el 31 de octubre de 1996 tras un recorrido de 2.008 kilómetros con una etapa de velocidad ganada por Paúl Noriega, sumando además una meta volante en San Félix.
En definitiva fue el ganador del Rally que duró ocho días de travesía por los ríos y en el cual participaron 80 embarcaciones en siete categorías. El guayanés Orlando Aguilar hizo el recorrido en una moto de agua, aspirando por su proeza ingresar al Récord Guinness.
Esta prueba que se cumple todos los años desde 1973 tiene en su fase final dos terminales importantes: el Club Náutico Orinoco de Ciudad Bolívar desde donde comienza la prueba de velocidad, y el Club Náutico Caroní, donde finaliza.
Este recorrido casi siempre desde San Fernando de Apure, permite a los competidores de las diversas categorías ir descubriendo hermosos parajes de nuestra hidrografía, monumentos naturales, espacios selváticos, bucólicos, y gente, como dijo un cronista del evento, “mucha gente que aguarda por una mirada y la satisfacción de visitarla”.
Desde San Fernando de Apure o de algún atracadero fluvial de esa inmensa región del Llano, suele iniciarse cada año la travesía de más de 2 mil kilómetros por Apure, Caura, Capanaparo, Cinaruco, Orinoco y Caroní.
En el trayecto van apareciendo lugares, algunos renombrados por las leyendas, por la historia, mitos , cuentos y canciones del llano como San Rafael de Atamaica, La Urbana, El Jobal, Caicara, pero todos con un encanto único que le prodiga su gente sencilla, deslumbrada por la presencia de tantos navegantes deportistas y lanchas altamente contrastadas con sus humildes curiaras.
El evento fluvial deportivo data de 1973 y está auspiciado a nivel internacional por una Fundación que considera este rally como el más largo del mundo a través de los ríos de Venezuela ratificando que es posible navegar el eje fluvial Orinoco-Apure como lo demostró en tiempos de la Colonia (1647) el capitán barinés Miguel de Ochogavia,
Dicha competencia, logra conjugar el más exaltado espíritu deportivo con miras a la protección de la naturaleza, promover la sana recreación familiar, además de ser una oportunidad para incentivar e impulsar el turismo a través de la imponente geografía venezolana. También busca promover el desarrollo de obras sociales, ya que durante la travesía este grupo de personas se encarga de efectuar donaciones, operativos médicos y recreativos para todas las comunidades ribereñas que se visitan.
El trayecto de casi 2 mil kilómetros suele cumplirse en 8 días de navegación cubriendo los ríos Apure, Cunaviche, Atamaica, Capanaparo, Arauca, Payara, Parguaza, Caura, Orinoco y Caroní entre otros, tocando los estados Amazonas, Anzoátegui, Apure, Bolívar y Guárico. También en esa travesía se hace una breve parada en tierras colombianas, específicamente en la población de Puerto Carreño, departamento de Vichada.
El Orinoco es el protagonista de esta larga competencia, concebida paradójicamente en Londres por Peter Tejera y Fernando Capriles, Todo surgió en la capital inglesa y cobró fuerza en Caracas, donde se unieron Karl Wallner y Pedro Etayo para dar origen a lo que se convirtió en la competencia de navegación fluvial más extensa.
Desde 1973 a esta fecha se ha realizado por 35 años consecutivos, el rally que reúne a más de 1.500 lancheros, personal de apoyo, logística y productores, de todo el territorio nacional e internacional, para llevar a cabo esta hermosa y romántica travesía Cabuyare, Capanaparo, El Jobal, Suapure, La Urbana, Cunaviche, Piedra Parguaza, Puerto Carreño, Puerto Ayacucho, El Cinaruco, Parmana, Caicara del Orinoco, Mapire, El Caura, Maripa, Santa Cruz del Orinoco, Ciudad Bolívar y Puerto Ordaz, se visten de gala para recibir en los meses de agosto y septiembre, a los lancheros que realizan el recorrido más largo del mundo, el Rally Internacional Nuestros Ríos Son Navegables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada