jueves, 15 de enero de 2015

Las Empresas Básicas



Fesilven y Ferrominera registraron pérdidas millonarias en 1995. Igual sucedió con otras empresas, entre ellas, Alcasa, producto de la deuda que se arrastra; pero Minerven, Ferrocasa y Proforca, presentaron balances en positivo, se informó en el II ciclo de accionistas de las empresas del grupo CVG.
Otro anuncio fue el de la sustitución del presidente de Bauxilum-Venalum por el doctor Pablo Morales, de amplia trayectoria en el grupo CVG. Morales fue designado presidente en la asamblea de accionistas celebrada en Caracas para sustituir al ingeniero Pedro Mantellini, cuya destitución había sido solicitada por el directorio cevegista.
El 3 de mayo CVG Proforca abrió oferta pública de 62.368 hectáreas de pino Caribe de las plantaciones forestales del país, una superficie equivalente al 73 por ciento del Parque Nacional El Ávila, por un período de 15 años, según Tomás Hernández.
Ese mismo mes el general José Rafael León Osoni, había sido designado nuevo director general de la CVG, en sustitución del ingeniero petrolero Luis Rojas. Orsoni fue postulado dada su condición de general de División, licenciado en administración pública y ciencias fiscales con cursos sobre doctrina política en Argentina.
El 19 de junio de 1996, el presidente Rafael Caldera ratificó al ingeniero Nadin Inaty Bello como presidente de la CVG y designó directores principales a José Rafael León Orsoni, José Francisco Zurita, Asdrúbal Salom y Manuel Garrido Mendoza.
Directores suplentes: Mariano Crespo Víctor Hugo Escobar, Baverly Giusti de Yánez y Mario Muñoz. Casi todos nativos de Guayana.
El Directorio fue juramentado el 27 y el 29 tuvo su primera reunión en Macagua, donde se informó que la CVG mantendría el control de las áreas mineras asignadas a Ferrominera, Tecmin y Minerven, mientras que el resto de las áreas mineras del estado Bolívar pasarían a ser controladas nuevamente por el Ministerio de Energía y Minas.
El Directorio acordó entre otras materias hacer un aporte al Fondo de Emergencia Hospitalaria creado en Ciudad Guayana conjuntamente con la Gobernación del estado a objeto de encontrarle solución y evitar el cierre de las emergencias de los principales centros hospitalarios del estado. El aporte de la CVG fue de 210 millones hasta completar un fondo de 528 millones de bolívares.
El 2 de julio el presidente Rafael Caldera vino a reunirse con el nuevo Directorio y aprovechar de estar presente en los actos del XXXV aniversario de Ciudad Guayana, presididos por el alcalde Clemente Scotto, quien en la sesión edilicia pronunció el discurso de orden.
El 9 de agosto, por boca del presidente de la CVG, Ing. Nadim Ynaty, informó que desde 1994 se venía trabajando en los proyectos Las Claritas, Comsigua, Uverito II y el II Puente sobre el Orinoco, los cuales estaba previsto generarían 6 mil nuevos empleos directos en doce meses. En el proyecto de Las Claritas estaba implícita la construcción de una línea de transmisión desde Macagua II hasta la mina, con 230 kilovatios.
Dijo además que en la fase de exploración de la mina se encontró alta concentración de cobre, lo que obligó adicionalmente, aunque de manera modesta, a la explotación de este mineral. Este descubrimiento aumentó la factibilidad económica del proyecto generando dos extracciones en un mismo proceso industrial.
Comsigua, por su parte, estaba previsto que generaría un mil empleos directos con una inversión de 250 millones de dólares.
Otro proyecto en el que venía trabajando la CVG era el de “Aguas Bolívar”, modelo piloto para la descentralización. Se trataba del diseño de una empresa pública de capital mixto, es decir, con participación de un capital que aportarían CVG, Gobernación y alcaldías del estado Bolívar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada