viernes, 5 de septiembre de 2014

Tercer Obispo de Ciudad Guayana

El 14 de julio de 1991, tomó posesión el tercer obispo de la Diócesis de Ciudad Guayana, Monseñor Ubaldo Ramón Santana Sequeda, hasta entonces Obispo auxiliar de Caracas.
El prelado nativo de Cagua (Maracay 16 de mayo de 1941) realizó sus estudios en Francia. Luego cursó educación en la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma. Allí se doctoró en Teología y más tarde completó sus estudios de Educación en la Universidad Católica Andrés Bello. Fue ordenado el 12 de octubre de 1968 y el 4 de abril de 1990, el Papa Juan Pablo II lo designó Obispo Auxiliar de Caracas y siendo presidente de la Comisión de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Venezolana, Su Santidad decidió que fuese (2 de mayo de 1991) Tercer Obispo de Ciudad Guayana. La toma de posesión tuvo lugar el 14 de julio de 1991 en la iglesia San Buenaventura de El Roble, y en la ceremonia estuvieron presentes el Cardenal José Alí Lebrún, el Nuncio Apostólico, Monseñor Oriano Quilicci; Monseñor Ovidio Pérez Morales, Presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana; Monseñor Medardo Luzardo Romero, Arzobispo de Ciudad Bolívar y varios prelados del país.
A Monseñor Santana Sequeda le tocó administrar una Diócesis que ahora tiene una superficie de 53.596 km2 y comprende además de Caroní y El Pao, núcleo primigenio, los municipios El Callao, Piar, Roscio y Sifontes con una población global que pasa del millón de habitantes, arropados por 30 parroquias y 44 sacerdotes que tienen como tarea importante combatir la pobreza conforme a un plan diocesano de Pastoral Orgánica e impulsar la construcción de la Catedral.
A objeto de proveer de Catedral a la Diócesis, el Obispo Ubaldo Santana creó una Fundación, instalada el 20 de noviembre de 1997 bajo su presidencia y con un aporte inicial de 200 millones de bolívares entregados a nombre de la GVG por su director general José Rafael León Orsoni.
Monseñor Ubaldo Santana gobernó la Diócesis de Ciudad Guayana durante diez años, al cabo de los cuales fue sustituido por Monseñor Mariano Parra Sandoval, quien hasta el 10 de julio de 2001 fue Obispo de San Fernando de Apure. El prelado Parra Sandoval fue designado nuevo Obispo de la Diócesis de Ciudad Guayana, llenando la vacante que había dejado desde hacía seis meses, el traslado a Maracaibo de Monseñor Ubaldo Santana.
Monseñor Ubaldo Santana desde que asumió la Diócesis de Guayana demostró gran interés por la realización de la Catedral y al efecto creó una Fundación, instalada el 20 de noviembre de 1997 bajo su presidencia y con un aporte inicial de 200 millones de bolívares donados por la GVG.
Los arquitectos Julián Ferris y Jaime Hoyos, por solicitud del ministro presidente de la CVG, ingeniero Leopoldo Sucre Figarella, trabajaron desde 1986 en el proyecto de construcción de la Catedral de Ciudad Guayana en la zona UD-251, Cruz del Papa, en Puerto Ordaz.
El lunes 9 de enero de 2006, Ubaldo Santana, arzobispo de Maracaibo, fue electo nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), sucediendo en el cargo al arzobispo de Mérida, Baltazar Porras Cardozo. Monseñor Santana aseguró entonces que enfatizará el trabajo de guía, orientación y apoyo a todos los venezolanos y trabajará en franca comunión con el santo padre, Benedicto XVI. En sus primeras palabras como máximo jefe de la alta jerarquía católica, recalcó que su prioridad continuarán siendo los más pobres y débiles. “Si hay una misión que sigue particularmente vigente en Venezuela es atender esa inmensa masa de venezolanos que claman por mayor respeto, mayor dignidad, mayor tranquilidad jurídica, física, ciudadana, política. Y llegar hasta los últimos (de ellos) sigue siendo para nosotros un mandato prioritario”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada