miércoles, 24 de septiembre de 2014

CAP-Lepage-Velásquez y Lusinchi


El 22 de mayo de 1993, el doctor Octavio Lepage, asumió la Presidencia de la República de manera provisional, luego que el titular Carlos Andrés Pérez fue separado de su cargo por haber el Senado decidido su enjuiciamiento, pedido por el fiscal doctor Ramón Escovar Salon, quien había sido su ministro de Relaciones Exteriores.
La provisionalidad de Octavio Lepage duró hasta el cinco de junio que el mismo Congreso Nacional declaró la ausencia absoluta de CAP y eligió al doctor Ramón J. Velásquez, Presidente de la República, otorgándole seguidamente poderes especiales para aprobar por decreto un paquete de leyes económicas, en su mayoría pertenecientes al polémico y criticado plan de reformas neoliberales del suspendido mandatario.
Velásquez debutó con mala suerte, pues una falla en la Central Hidroeléctrica de Guri dejó sin energía eléctrica a varias ciudades de Venezuela porque el parque termoeléctrico no respondió para cubrir la emergencia. El percance generó disminución de la vida útil de 360 celdas de la empresa de aluminio Venalum.
Para remate el narco-traficante Larry Tovar Acuña fue liberado con una presunta orden del Presidente, que al parecer firmó bajo engaño. Todo un escándalo que convulsionó políticamente al país, mucho más cuando la Corte decidió someter a juicio al expresidente Jaime Lusinchi por malversación de fondos en la compra de vehículos rústicos utilizados en la campaña electoral de 1988. El ex mandatario se consideró entonces, más que juzgado, ajusticiado y buscó refugiarse en Costa Rica y Miami, donde residió por un tiempo. Durante su trayectoria política, recibió distinciones y reconocimientos académicos tales como, el Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Bar-Ilan de Israel en 1987 y de la Universidad de Houston y la Universidad de Guadalajara en 1983.
Tras regresar del exilio, falleció en una Clínica de Caracas el 21 de mayo de 2014 a causa de una lesión pulmonar, 6 días antes de cumplir 90 años.
En cuanto a Carlos Andrés Pérez, a diferencia del anterior, su segundo mandato estuvo marcado por escándalos de corrupción que culminó con su separación del cargo, ante la declaración de procedencia de antejuicio de mérito por parte de la Corte Suprema de Justicia, acusado de malversación de fondos públicos y fraude a la nación, más la crisis social manifiesta en el llamado Caracazo.
Al ser separado de sus funciones por el Congreso Nacional, se convirtió en el único presidente en ejercicio en la historia en ser destituido por una acción judicial.
Condenado por la justicia, recuperó su libertad en 1998. Ese año resultó electo senador ante el Congreso Nacional por su estado natal. Disuelto el Congreso posteriormente por la Asamblea Nacional Constituyente que redactó la Constitución de 1999, CAP se autoexilió, pero siguió batallando, incluso desde una silla de ruedas, hasta que murió en los Estados Unidos en la Navidad de 2010.
Por su parte, es evidente que el Gobierno de Ramón J. Velásquez, fue de transición (1993-1994). El 5 de julio, el Congreso eligió al entonces senador Velásquez como presidente constitucional, para sustituir al infortunado CAP. Su principal contendor, el entonces presidente del congreso Octavio Lepage, generó disensiones en el Congreso, que favorecieron la designación de Velásquez. Los partidos Acción Democrática y Copei decidieron apoyar a Velásquez pero no aportar militantes suyos para integrar el gabinete ministerial. El gobierno provisional de Velásquez quedó opacado por el llamado narcotraficante Larry Tovar Acuña, caso en el cual la secretaria Privada de la Presidencia obtuvo de forma irregular la firma del Presidente para dejarlo en libertad. Otro hecho ocurrido bajo su breve gobierno fue la quiebra del Banco Latino con la subsecuente fuga de divisas al exterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada